Black Swan – – – Majestuosa como…duh, un Cisne

29 Mar

El Cisne Negro es, a mi parecer, parte de este cine maduro (así le digo yo, quien soy yo?, nadie) que no se preocupa en delimitar claramente los límites de la realidad y la fantasía…está soñando?, está alucinando?: que importa!, ese no es el punto…mientras que películas noventeras, y por (mi) lógica: (según yo) inmaduras, como Fight Club o The Usual Suspects SÍ dejan en claro al final si toda la trama fué un figmento de la imaginación de alguién o la típica patraña de que todo fué un sueño; es a partir de Mulholland Drive (David Lynch) en el 2001 donde ya no importa dejar en claro que demonios fué lo que sucedió…que cabe aclarar que Black Swan NO es tan ambigüa como Mulholland Drive, la morra se vuelve loca y algunas de las escenas que nos muestran como realidad son más bien sus tripeadas; básicamente, no?

Ayer ví la película en la noche, y coincidentemente escuchaba hoy en un programa que Natalie Portman hizo algo así como sólo el 15% de sus escenas de ballet, su “doble de ballet” Sarah Lane hizo el resto y platicaban que esta última estuvo muy indignada porque no fué reconocida por Natalie en su discurso cuando acepto el Óscar a mejor actriz, supuestamente poruqe no querían que se demeritara la “performance” de la famosa actriz; y pues sí, en efecto por eso no se abrían las tomas de Nina bailando, la mayoría eran medium-shots de cara y hasta la cintura. Pero no creo que la actuación halla sido demeritada por eso, la gente ya sabe que Portman no cuenta con veintytantos años de experiencia en ballet….ganó el Óscar a mejor actriz por plasmar su inseguridad, paranoia y miedo al fracaso en cada gesto.

Y Mila Kunis, es una verdadera revelación, especialmente si uno no la había visto desde That 70’s Show; su actuación luce más natural, pero de igual manera, su personaje no carga con todos los “issues” de la principal Nina Sayers. No pasó de Jackie a este papel de pura casualidad, fué recomendada a Aronofsly por su amiga Natalie Portman.

Y lo mejor: el realismo cotidiano de Darren Aronofsky, descaradamente ejemplíficado en Requiem For A Dream, pero que me enseña a identificar sus películas: si ya de por sí toda la trama es como un sueño tétrico, con una cinematografía que suprime los colores vivos, reviso a ver si en efecto estoy viendo una película de Aronofsky. Otra clave es la sobre-dramatización de labores cotidianas para sus personajes (luchador poniéndose yeso en las manos, bailarina arreglando sus zapatillas)…y en este caso el realismo es majestuosamente puntualizado por las composiciones de Tchaikovsky y su Lago de los Cisnes. De donde se desprende la idea de llevar a la realidad la trama principal del conflicto entre la inocente princesa y su oscura doble personalidad que, ante presiones (la axfixiante mamá fracasada que se proyecta) y caprichos, todos llevamos dentro.

4.8 / 5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: