Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives – – – Un cine sin géneros

12 May

Como normalmente sucede con las grandes obras cinematográficas, me es difícil asignarle un género a El Tío Boonmee Que Recuerda Sus Vidas Pasadas. El director de esta película tailandesa, Apichatpong Weerasethakul (conocido como Joe por los críticos debido a que su nombre está muy pinche largo), no tiene que molestarse en cuadrar su obra dentro de los límites caprichosos de un género como Suspenso, Drama o Terror; y el resultado es esta película de cine independiente que simplemente ES. Se divide en varios actos marcados por los diferentes estilos en cuanto a cinematografía se refiere, pero 80% de la película se desenvuelve entre la Naturaleza, cuya calma y falta de prisa pueden ser desorientadores, como cualquiera que ha estado en el campo o en el bosque de noche y siente la distancia de la misma con uno; no le importas, y no te proteje, solamente presencia. El director también captura su omnipresente murmullo por medio de efectos de audio que se suma al desconcierto y lo mantiene a uno constantemente alerta.

El equipo de producción filmando las escenas de "la princesa de las cascadas"

Podría ser considerada una eterea cinta de espectros y misticismo, característico de esta zona de Tailandia cerca de la frontera con Laos, que ha sido testiga de hechos militares atroces durante los años. No hay escenas de susto, pero recién empezada vi dos de las escenas más escalofriantes en lo personal. La primera sucede cuando la familia está cenando en el patio y muy lentamente se aparece un fantasma en una de las sillas, la escena estática te deja procesar mentalmente que es lo que estás viendo. Poco después unos ojos rojos suben lentamente por las escaleras en plena oscuridad. Boo!

La primera mitad de la película me recordó a una obra de Yasujiro Ozu. Cámara en su mayor parte estática, no se mueve a menos que el vehículo donde esté posada se encuentre en movimiento. Escenas con un vaivén muuuy parsimonioso lo cual crea un cine tranquilo, como un mar sereno. Esto cambia en la cueva donde se cambia a cámaras de mano para darle este toque de cinema verité y finalmente las escenas después de la muerte del tío Boonmee donde los lúgares, la música rock-pop y las tomas son tan cotidianos que por un momento recordé como los primeros días después de que muere alguien querido parecen ocurrir años después del fallecimiento. Y en efecto la casa en la campiña Tailandesa del tío parece haber sido algo en otra vida, hace muchos muchos años.

Sueños lúcidos estando despiertos, fantasmas que llegan a cenar, hijos desaparecidos que regresan…convertidos en Chewbaccas. El tío Boonmee lo toma todo con calma, incluso su inevitable muerte.

Ganadora de la prestigiada Palma de Oro en Cannes 2010. Máximo galardón que se puede otorgar en dicho certamen oui-oui

4.5 / 5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: