The Fighter – – – El apogeo de Mark Wahlberg?

28 Jul

No cabe duda de que Mark E. Mark ha madurado, de ser el hermano incómodo de uno de los New Kids, rapero inmaduro y antes de eso frecuente visitante de las cárceles municipales de Boston, a convertirse en el principal responsable de una de las mejores dramas que el cine ha visto en los últimos años. Como el mismo lo ha dicho, llevaba cuatro años acercándose al desarrollo del proyecto que eventualmente fué El Peleador (o anticlimáticamente en Chile: El Vencedor), preparándose arduamente tanto fisicamente como haciendo la labor de investigación sobre uno de sus héroes de la infancia, el “Irlandés” Micky Ward, toda una celebridad para los americanos de descendencia irlandesa en Boston y sus alrededores.

Así que ya convertido en un actor consumado y productor de éxito (Entourage) se puede pensar que la carrera de Wahlberg ha llegado a su cúspide?, pues para empezar la Academia todavía piensa que le falta; mientras que The Fighter fué nominada para mejor película, mejor director, mejores actores de reparto (Bale, Adams y Melissa Leo), se dejó notablemente sin nominación al actor principal.

Esto es entendible después de ver su actuación opacada por la trifecta histriónica magnífica de Melissa Leo, la muñecaza Amy Adamas y Christian “No acomodes las luces durante mis escenas” Bale. Ayer estaba leyendo sobre como Bale es practicante del method acting y se mantenía en personaje fuera de escena durante las películas de Batman, lo que ayer me parecía cómico ahora se me figura como una técnica digna de semejante actorazo; Bale logra manifestar el ritmo cadencioso parlante del verdadero Dicky Elkund. Y la madre de los hermanastros, protagonizada por Melissa Leo, es el personaje mas complejo al interponer el amor pos sus hijos a su avaricia y orgullo, y vice-versa.

Aun siendo un ávido practicante del boxeo, Mark Wahlberg tuvo a su disposición las mejores herramientas que un amateur puede utilizar para tratar de alcanzar el nivel de un profesional en tan poco tiempo. Tuvo a los verdaderos hermanos Micky y Ducky en su casa por un tiempo, al mejor entrenador del mundo Freddy Roach y recibió ayuda de un boxeador que ahí la lleva llamado Pacquiao. Y, sorprendentemente y en mi opinión muy pero muy personal, el aspecto deceptionante de la película son precisamente las escenas de boxeo. Wahlberg se había propuesto mejorar los estándares de realismo dentro del cine para este deporte establecidos por clásicos como Raging Bull y Rocky; pero al llegar a la última pelea, y aquellas previas a esta, desde que Micky regresa al ring, me pareció estar viendo Rocky LX o la que sea en la que vayan. Wahlberg, sus contrincantes y los golpes muy lentos, sin dejar o tan siquiera aparentar un verdadero impacto sobre rostros y torzos, las celebraciones sobre-drámatizadas y peleadores en el 8vo o 10mo round sin aparentar el castigo físico en el rostro; muy en contraste con la realidad, o sino vean como quedó Margarito después de bailar con el Pac-Man. Sonaba la campana y los peleadores saltaban a tirar sus mejores golpes sin primero medir distancia con los jabs, en fín, entiendo que estos aspectos técnicos no son el meollo del asunto.

Scorsese pasó cortesmente la oportunidad de dirigir The Fighter, pues a diferencia de algunos como yo, ya estaba harto de los alrededores de Boston como el escenario para otra película, acababa de terminar The Departed; a mi me siguen gustando ese tipo de películas como Mystic River y la previamente mencionada Los Olvidados que utilizan a esta capital cultural americana que le imprime un realismo a las historias difícil de recrear en Nueva York y L.A. Los personajes se sienten reales, bueno en este caso FUERON reales por sus simples deseos y aspiraciones terrenales con los cuales todos nos podemos identificar de una manera u otra.

El director David O. Russell

Fué así como después de que Aronofsky también declinó para ir a dirigir el Cisne Negro, la dirección corrió por cuenta del reconocidísimo mamonazo de David O. Russell (I Love Huckabees guácala), y a pesar de no haber sido una dirección muy destacada si le permitió a los actores desenvolverse al máximo. Russell tiene fama de tratar con la punta de aquello a su equipo de trabajo, y con Bale en el set, espero que ningún director de iluminación haya sido lastimado en la elaboración de esta película.

4 / 5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: