Where The Wild Things Are – – – Una visión de Spike

18 Aug

Como me hubiera gustado ser niño al momento de ver esta película; el director Spike Jonze, ampliamente reconocido como uno de los mejores directores de videos musicales, dijo al momento del lanzamiento que “Donde Viven Los Monstruos no es una película para niños, es una película sobre la niñez”, pero el resultado final es una experiencia única y estoy seguro que memorable para los afortunados que pudieron ver esta cinta estando aun en su infancia. Gracias a la insistencia del director, y en contra de las objeciones de los estudios, los críticos y en general los parámetros exageradamente cautelosos de hoy en día (especialmente cuando se trata de un producto para niños), logra llevar a su finalización la idea artística original con la cual se embarcó en este proyecto años atrás…y el resultado es una cinta de fantasía, un poco aterradora (poco) y ambigua, muchos niños han de haber quedado confundidos al final, acaso fue un final feliz o triste?…y dicho sea de paso se trata de dejar de lado la basura CGI a favor de botargas fantásticas animadas por los expertos para tales actividades del Jim Henson’s Creature Shop, responsables de Plaza Sésamo.

La película está basada en el libro infantil de Maurice Sendak de 1963, con solo 10 enunciados, la novela es una metáfora que ejemplifica el temor infantil de acoplarse a nuevos sentimientos como la ira, los celos, la incertidumbre, la supervivencia y en general: el dejar de ser un niño. El viaje metafórico comienza con Max (interpretado, en una coincidencia cósmica, por Max Records, que como todo mundo, también apareció en la serie Freaks and Geeks) cuando se pelea con su mamá y su hermana, el padre está ausente, puede estar muerto o viviendo en otro lado, o se especifica. Max huye de casa y acaba en una isla habitada por monstruos enormes y fuertes (una de las voces es James Gandolfini aka Tony Soprano) pero con la inteligencia emocional de una bola de niños. Pronto Max se encuentra recibiendo toda la atención que le hace falta en su mundo real, los monstruos escuchan ansiosamente cada palabra de sus historias descabelladas. Desacostumbrado a tal adulación, Max se emborracha con “poder” y en un instante lucha contra los celos y las inseguridades de los monstruos, para después caer de su gracia y considerar el retorno a su seguro hogar en el mundo real.

Spike Jonze y Max Records

La idea original de Disney a principio de los 80’s era convertir el cuento en un largometraje que utilizara animación tradicional con efectos computarizados, pero dado que dicha tecnología se encontraba en sus etapas iniciales, el proyecto no pasó más allá de una etapa de testing, con resultados insatisfactorios. No fue hasta los 2000’s que Universal Studios se hizo cargo del proyecto y pensaron hacer una animación cualquiera al estilo Pixar. Al poco tiempo alguien tuvo los huevos de decir: “Hey, porque no mejor traemos a Spike Jonze e intentamos hacer algo diferente?”. Fue así como la cinta se convirtió en una combinación de botargas de Jim Henson, efectos CGI y actores de verdad. La etapa de producción no estuvo libre de contratiempos, pues Jonze tenía a sus espaldas a ejecutivos preocupados y padres de familia timoratos que pensaban que la película “daba miedo” y “no era para niños”. Universal hizo lo que puede esperarse de un buen estudio Hollywoodense y se dio vencido con el proyecto, vendiéndoselo a Warner Bros. en un acuerdo que también incluía compensación por la inversión/producción hecha hasta ese entonces. El principal responsable de mantener el proyecto a flote hasta ese entonces fue el propio autor, Maurice Sendak, que insistía en que la visión de Spike era lo que el siempre había imaginado para su novela.

Lanzada en el 2009, la combinación del innovador director de videos musicales Jonze, el escritor Dave Eggers y Karen O. de los Yeah Yeah Yeah’s garantizaba una experiencia audiovisual 100% “hipster” como no se había visto en los últimos tiempos, y en efecto todavía seguimos viendo su influencia hasta en haber puesto de moda por un tiempo el font ese creo llamado Strangelove ——>

copiones del font

A final de cuentas esta adaptación no hace compromisos con nadie y ese es el mérito de un verdadero artista, su visión por sobre todo.

4.5 / 5

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: