Limitless

30 Oct

Un medicamento que te permite utilizar el 100% de tu cerebro, a diferencia del 20% que normalmente utilizamos (yo me había quedado con que era el 10%). Lástima que esto último es el mito científico más grande la historia, los humanos SI utilizamos el 100% de nuestro cerebro para llevar a cabo las actividades motrices de nuestros cuerpos. Pero entendemos la premisa, una pastillita que te hace invencible y te deja desarrollarte al máximo de tus capacidades. En las palabras del personaje principal Eddie Morra, estás a “50 pasos adelante” del resto de la raza.

Actuaciones pésimas (excepto DeNiro) pero producción buena. Así podría resumir mi opinión sobre Limitless; en cuanto a la trama, camina una línea muy delgada entre interesante y burda. Nos hacen creer que Eddie Morra es 5 veces más inteligente que todos nosotros y no puede darse cuenta que la pastilla se la sacó el abogado de su saco?, pfff…en cambio la dirección del debutante Neil Burger es innovadora y altamente artística, con todo y algunos clichés visuales como el mundo seco y sepia pre-pastilla comparado con el mundo en Tecnicolor post-ingestión; palabras literalmente cayendo del cielo mientras escribe…así como el uso de lentes de cámara tipo “ojo de pescado” ejemplificando la nueva visión de Eddie después de consumir el medicamento, dándonos a entender que el mundo es mejor visto a través de este tipo de lente.

El mundo visto a través del lente tipo "fisheye"

El dilema central que conduce a la película sigue siendo interesante, encontrarte al borde de la perfección pero con el dilema de lo que te está haciendo fuerte al mismo tiempo te está matando. Que hace uno?. Y es donde comprobamos la naturaleza inherentemente imperfecta del ser humano, su ambición lo hace un ser débil. El “medicamento” que Eddie ingesta, NZT, produce beneficios innegables al principio pero eventualmente conlleva efectos secundarios serios como, mmm, la muerte. Y para complicar el problema aun más, las consecuencias fisiológicas al momento de dejar el medicamento también pueden conducir a la muerte. En efecto, Eddie se encuentra entre la espada y la pared; su ex, también hermana del dealer de NZT y adicta al mismo medicamento le recomienda que vaya bajando su ingesta paulatinamente hasta dejar de consumirla totalmente, suena razonable no?. Que hace Eddie?, pues obviamente no quiere dejar de sentirse Limitless y chingón…aflora su debilidad.

Sin Límites puede ser visto como una crítica social a las grandes empresas farmaceuticas norteamericanas, pero dudo que el guionista Leslie Dixon se halla planteado ese objetivo, asi como el de las verdaderas consecuencias que un nootrópico podría devengar sobre un ser humano, en ese sentido la trama se ve (irónicamente) limitada y con falta de visión…y al final caemos en un emocionante juego de gato persiguiendo ratón…me quedo con la sensación de que esta hubiera sido una muy buena película en los 90’s, pero ya estando en el 2011, simplemente no la arma.

2.5 / 5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: