Fear And Loathing In Las Vegas

26 May

Johnny Depp y Benicio del Toro se dan a la tarea de recrear el loquísimo trip a Las Vegas que Hunter S. Thompson alias “Raoul Duke” y su abogado samoano Dr. Gonzo realizaron para cubrir unas carrera insignificante de motos en medio del desierto. El “reportero” y su abogado se arman de todas las provisiones necesarias como para auto-destruirse en la ciudad del pecado, y esto es precisamente la narrativa que sigue la novela original; y para el horror de muchos, como dijo Johnny Depp, amigo íntimo de Thompson, había peores cosas en los ensayos originales que no fueron incluidos en el libro.

La obra literaria, y eventualmente esta película, ejemplifican el método de escritura por parte del autor conocido como reportaje tipo “Gonzo”, donde el escritor asume un papel central dentro de su historia, no simplemente documenta los hechos. En este caso, Thompson se propone adentrarse en el corazón del monstruo conocido como el “American Way of Life”, que nunca se manifesta tan vil y hedonisticamente como en Las Vegas, Nevada. Un proyecto muy alejado de los ideales útopicos de los sesenta, que se  acabaron cuando Thompson y el resto de los hippies se dieron cuenta que su esfuerzos eran inutiles y se vino la decadencia y excesos de los setetentas. Aunque recuerda la década anterior con nostalgia y resignación, especialmente en el monólogo de “la Ola”. Al igual que el punk en la música, Thompson le inyectó un veneno nihilista a la escritura que parecía decir: “ya me vale madres”.

El ufano y soso Depp brinda una de sus característicamente caricaturizadas actuaciones, “inspirándose” en un personaje de la ¨vida real” para darle forma a su personaje, tal como lo hizo en el desafortunado Captain Sparrow (Keith Richards) y el peor aún Willy Wonka (Michael Jackson). Pero en esta película, funciona; la cómica calma de Raoul Duke ante todo el desmadre es como la serenidad en el ojo del huracán, a diferencia de su compañero Dr. Gonzo, quien parece al borde de auto-destruirse por cualquier pendejadita. El personaje de Raoul está moldeado adecuadamente a Thompson, Depp pudo estudiar su manera de comportarse cuando fué a vivir al rancho del excéntrico escritor por unas semanas, donde se la pasaban disparando rifles y bebiendo cantidades importantes de alcohol….me imagino.

Hablando de Keith Richards, la cinta termina con una de las dos mejores rolas de rock puro jamás escritas y ejecutadas, Jumpin´Jack Flash de los Rolling Stones. Mientras el escritor se aleja finalmente de Las Vegas y de su aventura la canción nos dice que “todo está bien, de hecho no es nada”….y ahora, los movimientos de Jagger:

3.5 / 5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: