Lincoln – – – La “fórmula Spielberg”

27 Mar

LINCOLN

Un film épico sobre el presidente Americano normalmente reconocido como el mejor presidente que ese país ha tenido?, interpretado por Daniel Day-Lewis?, con vestuarios y sets de la época victoriana?. Spielberg sabía que las nominaciones iban a llegar solitas, así como la lana; todavía ni sale a la venta para el hogar y ya cuenta con unos ingresos de $200 millones de dólares. Es una co-producción de cinco productoras, incluidas las de Spielberg: Dreamworks y Amblin, la cinta cuenta con las apariciones de otras figuras, aparte de Day-Lewis: Sally Field como Mary Todd Lincoln, Joseph Gordon-Levitt como el hijo Bobby y Tommy Lee Jones y James Spader como otros políticos de la época.

Había escuchado a algunos amigos decir que la película estaba muy aburrida, que no duraban ni 20 minutos y la quitaban o se quedaban dormidos; y cierto, puedo entender porqué a muchas personas la trama y pauta de la película no se les hacen interesantes, esta obra se mete en serio en la política durante la guerra civil y el drama recae en las estrategias políticas del equipo de Lincoln para hacer que pase ante el congreso la Decimotercera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, que pondría un fin definitivo a la esclavitud en los United. Es un drama político que adquiere una importancia trascendente por el impacto histórico de esta enmienda y la figura de Abraham Lincoln como un presidente que mantuvo unido al país durante la guerra civil y liberó a los esclavos, por algo le dicen El Gran Emancipador.

Daniel Day-Lewis y Spielberg

Daniel Day-Lewis y Spielberg

El hecho de que a esas alturas la esclavitud ya era ilegal en Europa y muchos países, como México que abolió la esclavitud en 1829 o en lugares como Japón donde realmente no hubo nunca esclavitud a ese nivel, parece que no importa; a los norteamericanos les gusta pensar que era un momento crítico en la historia mundial con Lincoln rompiendo las cadenas de la esclavitud para beneficio de todos los negros del mundo. Pero creo que lo que si queda claro es que la Guerra Civil norteamericana no fué por liberar a los esclavos, fué para prevenir que el sur se separara de la Unión, quienes se querían independizar, en primer lugar porque no querían abolir la esclavitud, que era el motor de su economía basada en la cocecha y venta del algodón. El norte no quiere pelear, pero lo hará por preservar la Unión. En un hecho de tremenda frescura el sur dice: “Nos rendimos y regresamos a la Unión…si la esclavitud sigue siendo legal en nuestros estados”. Ahí es donde Lincoln, y creo que cualquiera en su lugar, dijo: “a ver, así no fué como empezó todo esto”. El sur utilizó la propia guerra como su carta fuerte; porque sin capitales que invadir, el conflicto era puramente una “guerra de desgaste”, donde a ver quien se cansa primero, mientras cientos de miles de soldados morían en las batallas. Muchos políticos de la Unión, incluso Republicanos del partido de Lincoln, estaban dispuestos a olvidar el asunto de la abolición de la esclavitud si podían lograr que la guerra terminara inmediatamente. Lincoln tenía un poco más de temple, y sabia que tarde o temprano la economía del sur se desmoronaría, especialmente si la Unión había bloqueado sus puertos principales y amenazado a otros países, como el Reino Unido, con guerra si hacian comercio con el sur.

Pues así estaba el rollo más o menos. Spielberg humaniza a la figura central en medio de este torbellino y presenta a un Lincoln vulnerable, el Lincoln de DDL (Day-Lewis) es un hombre desgastado, hasta como que fisicamente despintado por el trajín de los años pasados; quien se hubiera imaginado que  hablaba así tan suavemente?, esta tranquilidad y serenidad proyecta una confianza y sentido de liderazgo excepcional, no nada más andar ladrando como perro a sus subordinados. Liam Neeson iba ser en un principio A. Lincoln, ya había sido el humilde héroe de Spielberg en Schindler’s List; pero como el proyecto se demoró años, el actor irlandés sintió que ya estaba muy viejo para el personaje y le cedió el lugar a DDL; no creo que Neeson hubiera podido encarnar esa vulnerabilidad de Lincoln, tiene una presencia física más imponente. Como es tradición, DDL se mantuvo en personaje durante el rodaje de la película, siguiendo su técnica de actuación conocida como Método; incluso, otros actores y miembros del equipo de filmación le llamaban “Mr. President” aun y cuando las cámaras no estaban rodando.

Con todo y el peso histórico de los temas que maneja, Lincoln es un éxito automático de Spielberg, nada realmente cautiva, excepto la actuación de DDL. En unos años no se si la película será venerada y recordada porque no propone nada nuevo, al igual que Munich, es buena a secas.

3.5 / 5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: