Contagion

13 Apr

Contagion 1

Steven Soderbergh y su guionista Scott Burns se preguntaron que pasaría, así realmente, si una pandemia global se saliera de control y se convirtiera en el catalista de un escenario post-apocalíptico, de esos que se ven, normalmente en….las películas. Y digo “realmente” porque otras pelis pasadas como creo que Outbreak con Dustin Hoffman hicieron un trabajo mediocre en plantear el escenario, y se rendían ante el espectáculo al presentar a un virus como el Ébola, donde te desangrabas hasta por el culo (literalmente) como el agente del mal. Soderbergh y Burns se inspiraron en las epidemias de los patógenenos del SARS (2003) y de la influenza H1N1 (2009), unos virus menos espectaculares, pero letales y que pusieron a prueba las contingencias de la WHO (Organización Mundial de la Salud).

Soderbergh arma un reparto de aquellos que llaman “ensemble cast” con Matt Damon, Gwyneth Paltrow, Marion Cotillard, Laurence Fishburn, Kate Winslet, Jude Law y el papá de Malcolm. De esta manera no tenemos a una sola estrellita corriendo dramáticamente por toda la película, como en aquel caso de Hoffman, ningún actor acapara la trama, de hecho el personaje de Gwyneth Paltrow, la llamada Paciente Uno, para mi gran sorpresa se muere a cinco minutos de haber empezado la cinta, y no, no es un spoiler.

Veganos, gays, hipsters y lesbianas feministas abandonan San Francisco

Veganos, gays, hipsters y lesbianas feministas abandonan San Francisco

Contagion se desarrolla en Minneapolis, San Francisco, Hong Kong, Atlanta, Londres y Chicago. Fluctúa entre el presente, el futuro próximo y el pasado cercano. Todo esto junto con el “ensemble cast” es lo que le da sus características al llamado cine Hyperlink (cine tipo hipervínculo?) donde el problema principal une a esta red de lugares y personajes en una sola historia y al igual que aquellas teorías kármicas existenciales, una pequeña ruptura en el tejido de esta red puede propiciar ondulaciones que tienen consecuencias devastadoras en otros lugares de la misma. Igual la trama se adelanta en el tiempo, luego regresa a una semana antes, etc.; como si estuvieras navegando por la trama dando clicks aquí y allá. Estoy convencido de que Crash sería otro ejemplo de este género de cine, aunque nunca he leído que se le atribuya esta característica.

Lo único que me cayó gordo de Contagio es el personaje narcisista de Jude Law, un blogger inglés llamado Alan Krumwiede, para empezar si ha de molestar el extranjero que anda metiendo las narices por todos lados y criticando a las autoridades. Krumwiede representa en la trama a las redes sociales, los conspiracionistas deschavetados y todos esos agentes del internet que nada más causan ruido y desconfianza, y panickean a la raza. Para colmo resulta que las intenciones de Krumwiede no son tan nobles como el las pinta.

4 / 5

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: