Twin Peaks: Fire Walk With Me

2 May

twin peaks fire walk with me 2

Después de chutarme la serie de televisión, solo 30 episodios de 45 minutos cada uno, que sin embargo me tomó un año tres meses, había quedado tan perplejo con el final, que ver el largometraje Twin Peaks: Fire Walk With Me era necesario y bienvenido. Lo anticipaba como un trabajo ligero y hasta cierto punto trivial, en parte por las terribles críticas que leí, incluyendo una de Tarantino cuando originalmente vió la muestra en Cannes en 1992: “David Lynch se ha perdido tan profundamente en su propio trasero que no quiero volver a ver alguna película suya…y eso que lo amaba, lo AMABA”. Considerando esta cita de uno de mis artistas cinematográficos preferidos, y que también me encanta el trabajo de Lynch, no tenía muchas expectativas para la cinta. Puedo decirlo con la conciencia bien tranquila que esta vez, o aquella vez, la crítica no sabía de que coños estaba hablando y sospecho que muchos de esos intelectualoides ni se molestaron en aventarse la serie antes de ver la movie.

Considerada una precuela/secuela (que tal, eh?), Twin Peaks: Fire Walk With Me no fué la liviana coda a la serie que me esperaba, de hecho ha sido de las películas más perturbadoras que he visto, y eso que he visto cosas como esto, y tengo a Begotten ahí esperándome. Creo que es porque no te lo esperas. La actriz novata (en ese entonces) Sheryl Lee por fin encarna a la víctima de la serie, Laura Palmer, quien aparece muerta desde la primera escena del primer episodio; bueno, esta inexperta, a quién Lynch solo contrato para hacerla de muerta y para uno que otro flashback, presenta una de las actuaciones más versátiles y desgarradoras que yo pueda recordar. En los últimos siete días de la vida de Laura Palmer, la actriz proyecta de infinita desolación, a peligrosa perversidad, a simplemente demencia desbocada…lo que los gringos llamarían “batshit”.

La película, que originalmente iba a formar parte de una trilogía, pero que se desistió de esta idea ante la pésima recepción que tuvo, trata de esclarecer algunos detalles del final de la serie, que a la buena manera de Lynch no resuelve muchas de las dudas, y al contrario hasta presenta nuevos misterios…perfectamente ejemplificado en una de las escenas finales con un changuito susurrando “Judy” en la oscuridad, estoy seguro que nadie aparte de Lynch sabe que demonios significó eso, ni siquiera aparece un personaje llamado Judy en toda la serie!. Pero basicamente la cinta finalmente le da vida a Laura Palmer y sus problemas y vicios que la llevan a ser brutalmente asesinada al principio de la serie.

Twin Peaks: Fire Walk With Me o Los Últimos Días de Laura Palmer es una grotesca extravancia por parte de un gran director, tiene momentos brillantes precisamente porque es una obra de David Lynch; pero si se siente que este trabajo es de un director que en ese momento se sentía potente y que no había manera de equivocarse en sus intenciones. Su película anterior, Wild At Heart había ganado la Palma de Oro en Cannes de 1990, y una antes de esa: Blue Velvet, aunque fué olvidada por los premios, fué bien acogida por los críticos. El inicio de la película ciertamente augura dos horas y media de pura basura, para aquellos que esperabamos una reunión del elenco de la serie de Twin Peaks original nos aguardaba una decepción inicial al no presentar a una sola cara reconocible; el agente del FBI Dale Cooper (Kyle McLachlan) había sido suplido por otro agente interpretado por un mediocre y acartonado actor Chris Issak, si este guey…

SPOILER ALERT…SI NO LA HAZ VISTO ES MEJOR QUE NO SIGAS LEYENDO AUNQUE ES IMPRECINDIBLE DE QUE LAURA PALMER SEA ASESINADA, PUES ES LA PREMISA DE TODA LA SERIE DE TV…Y FUERA DE ESO,ES DIFICIL ENTENDER QUE FUÉ LO QUE PASÓ

…acompañado por un investigador experto en patología, Kiefer Sutherland. El pueblito del principio es como el hermano incómodo de Twin Peaks, más feo, polvoso y carente de los personajes carismáticos que el primero albergaba. Los agentes del FBI Chester Desmond (Isaak) y Sam Stanley (Sutherland) investigan la muerte que antecede a la de Laura Palmer perpetrada por el mismo asesino, hecho que es mencionado en la serie. Las pistas los conduce hasta el trailer park más desolado del mundo, donde el agente Desmond desaparece después de tratar de levantar un anillo. Este objeto concluyo que fué un mero “macguffin”.

El familiar agente Cooper (MacLachlan) es asignado por el jefe de la división Gordon Cole (Lynch haciendo su cameo) para que investigue la desaparición de su colega. En un paréntesis se aparece otro agente en las oficinas, nada menos que el personaje de David Bowie, y literalmente se aparece de la nada después de encontrarse también desaparecido por un tiempo, dice unas sandeces y se vuelve a desaparecer. El caso de Desmond permanece inconcluso, al igual que el asesinato de la víctima cero Teresa Banks, dejando a Cooper y el FBI preguntándose dónde y cuándo atacaría este metódico asesino de nuevo. Un año después acontecen los hechos de la serie; pero una semana antes de eso acontece el resto de esta película.

Laura Palmer y el agente Cooper en el "Lodge"

Laura Palmer y el agente Cooper en el “Lodge”

Ya ubicados nuevamente en Twin Peaks, vemos al personaje de Laura Palmer resucitar de la serie y desarrollar sus vicios y talentos. A pesar de ser una chica muy popular, de noche vive una vida muy, pero muy hedonista y auto-destructiva; se mete coca y es prostituta, sacia sus vicios del otro lado de la frontera, en Canadá. Resulta que desde niña Laura es violada cada noche por un demonio conocido como BOB, lo que empuja a Laura hacia el precipicio es cuando un día se encuentra en pleno día cargando de proviciones el carro junto con su compañera de la cafetería Shelly (Madchen Amick) cuando del otro lado de la calle le llama una viejita, quien le introduce a un niño con una máscara rara, que le dice con calma: “el hombre detrás de la máscara está en tu cuarto”. Laura corre a su casa, a su cuarto, y eventualmente se da cuenta de que el demonio es realmente su propio padre…poseído por BOB.

Un tema recurrente en la serie y película es un lugar misterioso llamado the Lodge o the Black Lodge, donde habitan gente del presente y gente ya fallecida, ahí es donde habitaba Laura durante la serie, de hecho. Se da a entender que el lugar es el purgatorio y es posible quedarse ahí atrapado, aquí es donde me imagino que fueron a parar los agentes desaparecidos, incluido el agente Cooper al final de la serie; sin embargo, es muy desconcertante que el agente Cooper ya está ahí para recibir a Laura después de su asesinato y para darle la bienvenida a su ángel que la llevará al paraiso, que aunque suena ridiculísima la escena, es realmente bella y es lo última de lo que vemos y sabemos de la saga. Creo que esta última escena transcurre después de los hechos vistos en esta película…y en la serie también!, Laura sigue antecediendo a Cooper en el Black Lodge. Por cierto, BOB, el hombre sin brazo, y un enano que la hace de…el brazo de este hombre, habitan este purgatorio; donde al parecer BOB se escapa de vez en cuando a hacer de las suyas.

Bueno, ya casi es 2016 y como le dijo Laura Palmer al agente Cooper en 1990: “Te veo en 25 años”. Está por verse si Lynch le da seguimiento a la historia, pero creo que ha dicho en más de una ocasión que este arroz está más que cocido. En fin, no entendí nada…Homero tampoco:

4 / 5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: