V/H/S

21 Jul

vhs

Realmente pocas de las cosas que he visto en películas de terror me han causado problemas al momento de tratar de conciliar el sueño; Paranormal Activity?, la verdad es que no creo en nada de lo sobrenatural, y si es que existen, creo que los fantasmas tendrían cosas más importantes que hacer que andar jalándome las patas; [REC]?, puede que me entretengan algunos proyectos, pero en general todo lo que tenga que ver con zombies se me hace ridículo; ovnis y aliens?, tal vez si estuviera en una casa de campo, pero no worries estando en medio de una ciudad de 22 millones de habitantes. Lo que si puede que me preocupe un poco es el recibir en la madrugada una navaja en la traquea, especialmente cuando el personaje se aseguró de que no fuera posible entrar desde el exterior. No recomiendo que se vea esta película solo en la noche, me hizo por primera vez pararme a cerrar la puerta del balcón que normalmente dejo abierta, aunque siempre digo que por ahí solo se podría meter Robin Hood.

Justo cuando se había estancado un poco el subgénero del “found footage” gracias a películas como Cloverfield, llegó la colección de Paranormal Activity y esta, V/H/S, que se me hace mejor que la trilogía de los poltergeists. En V/H/S se presentan cinco viñetas dirigidas cada una por un director diferente y encapsuladas en la narrativa principal dirigida por Adam Wingard. La historia cuenta que un grupo de vándalos se dedica a hacer videos ligeramente ofensivos de las babosadas que hacen en la calle; el aparente “lider” del grupo les sugiere que podrían ganar mucho más dinero si solo llevan a cabo un encargo de uno de sus conocidos. Lo que tienen que hacer es ir a una casa y sustraer un videotape, les dijeron que “ellos iban a saber cual era”. Los ladrones ingresan fácilmente y encuentran a un hombre muerto, junto con lo que parece centenares de videocassettes por toda la casa. En lo que unos inspeccionan completamente el lugar, otros se ponen a revisar que hay en unos cuantos de los cassettes. El contenido de esta pequeña muestra de videos es lo que nosotros vemos, seis videos escogidos al azar y los seis con contenido bastante perturbador, lo que nos hace pensar que hay una historia de horror en cada uno de esos cientos de cassettes. El cómo o porqué fue obtenido este material no es explicado, ni quien mandó a los ladrones y para qué los mandó realmente. Hubiera estado muy agradecido con los productores y directores si hubieran podido llevar su creatividad hasta el límite y dar respuesta a estas cuestiones.

Los seis fragmentos que vemos, o historietas más bien, son a grosso modo (y estos son los títulos que cada director le asignó a su cacho):

– Amateur Night de David Bruckner: Un trío de chicos se van de party y hacen que el más nerdito se instale unos lentes con cámara de video integrada para que puedan grabar los acontecimientos de la noche. Ya entrados en ambiente en el bar conocen a unas nenas y se ponen bastante pedos. Los lentes con cámara registran el lento involucramiento de una chica rara, pálida y con grandes ojos negros. Los muchachos se regresan al hotel a dos de las chicas, una de ellas la rarita. Lo que sigue es bastante grotesco y seguramente los chavos “recibieron su merecido” por ser hombres jóvenes inmaduros y lujuriosos…normales pues. Las feministas con lentes de armazón grueso probablemente levantaron una sonrisita al ver estas escenas. A mi parecer el mejor de los seis fragmentos, quizás porque es el primero y estás fresco; pero independientemente la dirección de Bruckner es bastante buena y el terror va lentamente incrementándose hasta llegar al clímax de la historia. 

"Peek a boo!"

“Peek a boo!”

– Second Honeymoon de Ti West: El fragmento más creíble de los seis, puesto que no hay nada sobrenatural ni alienígena en esta historia. Una joven pareja anda puebleando por Arizona, cuando una noche reciben un toquido en su puerta. Es una chava que quiere raite en la mañana (no la vemos en cámara, este pedazo no es filmado). La pareja se niega a hacerle el favor y en la próxima noche la chica regresa. Un trabajo bastante sólido y nuevamente me gusta como lo que inicia como un típico video casero se convierte en algo tan espeluznante.

– Tuesday the 17th de Glenn McQuaid: Este es el segmento “slasher”. Cuatro amigos en el bosque con un asesino loco y suelto acechándolos. El director McQuaid añade un detalle innovador al presentar a un asesino invisible, imagínense a Predator con un cuchillo. Ya a estas alturas empieza a dar flojera chutarse todo el inicio trivial del video; cuando están felices, jugando, etc., pero desgraciadamente todos los segmentos tienen que pasar por esta etapa.

– The Sick Thing That Happened To Emily When She Was Younger de Joe Swanberg: Este director es el actor que aparece como el novio en el segundo segmento. Una pareja hablan por Skype, poco a poco empiezan a suceder hechos inexplicables en el cuarto de la chava y entre los dos tratan de averiguar si su departamento está embrujado, claro que él desde la comodidad de su casa…se supone. Este tiene el final más inesperado, aunque un poco chistoso.

– 10/31/98 de Radio Silence Productions: Este segmento fué desarrollado por dicha productora Radio Silence. Ni más ni menos que cuatro directores estuvieron involucrado en este segmento y a pesar de que definitivamente es el más elaborado, a mi parecer es el peor en el sentido de que no me asustó ni poquito. La trama consiste en un grupo de amigos que van disfrazados a una fiesta de Halloween, pero al llegar se equivocan de lugar y terminan en una casa embrujada. Este fragmento cuenta con los mejores efectos sin lugar a dudas, pero si yo fuera uno de los productores yo hubiera preguntado: “brazos que salen de la pared?, en serio?”. No cabe duda que sería una increible versión de la casa embrujada para los parques de Disney; pero mucho ruido, pocas nueces.

Esa pinche máscara

Esa pinche máscara

Había leído una reseña muy importante, que desgraciadamente ahora ya no puedo ubicar para darle su debido crédito al autor, pero puntualizaba que V/H/S se disfrutaba más a posteriori, recordando lo mejor de cada viñeta. Porque viéndola en el momento, como lo mencionaba, las escenas iniciales de cada viñeta son prácticamente las mismas, esto se vuelve tedioso después de seis iteraciones. Y aparte de andar rondando las dos horas te rematan con el peor de los fragmentos. Pero en general no puedo decir que esta no haya sido una de las mejores películas de terror que he visto en los últimos años; exceptuando el último fragmento, ese es insalvable.

4 / 5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: