George Harrison: Living In The Material World

1 Mar

george_harrison_living_in_the_material_world_xlg

A quien no le gusta un buen rockumental?, y aparte dirigido por Martin Scorsese?…puff venga!, dije hace dos años; sorprendentemente me tomó tanto tiempo por fin alcanzar a ver este interesante recorrido por el más místico y reservado de los Beatles. En conclusión puedo decir que son cuatro horas, divididas en dos partes, entretenidas y con algunos puntos relevantes sobre la historia de Harrison, especialmente en cuanto a elementos audiovisuales: fotografías y videos privados del músico aportados por su familia. Sin embargo, para muchos de los que ya vimos el máximo rockumental de todos: The Beatles Anthology, van a haber partes redundantes, especialmente durante la primera mitad de Living In The Material World mientras se recuenta la carrera del grupo. Al principio parece que Scorsese hace un esfuerzo consciente de no repetir material ya visto en Anthology, y ha de haber sido un ejercicio frustrante dado la enorme riqueza de material que ese proyecto redituó, pero ya entrada la hora se puede uno quedar pensando: “ya van dos o tres citas que había escuchado”, y no historias similares, sino fragmentos idénticos de porciones de entrevistas para Anthology.

Como era de esperarse es más revelatoria la segunda parte del documental, las últimas dos horas. Familiares y amigos cercanos (y vaya que George tenía bastantes buenos amigos) hablan para la cámara y ponen en su lugar las piezas del rompecabezas que fue su vida después de que dejó de existir el grupo. La mayoría de su relevancia artística ocurre justo después de que se separan los Beatles, a principio de los setenta, con el masivo estallido comercial de su álbum debut All Things Must Pass; un compendio de tres discos que recopilaba canciones atrasadas, algunas desde 1965, y que habían sido vetadas en su momento por John o Paul. Este periodo de tremenda inovación como artista es paralelo a su evolución como un ser sumamente espiritual, forjando un compromiso de por vida con el budismo y los Hare Krishna. Esto desencadenaría el Concert For Bangladesh, prímero en su tipo como un concierto a beneficio y con un grande conjunto de estrellas rockeras reunidas para la misma causa.

Después de ese periodo la relevancia artística de George fue decayendo poco a poco. Se toca muy someramente su regreso a las drogas a mediados de los setenta y los desastrosos conciertos en Estados Unidos por aquellas épocas; igual creo que ni se mencionan álbumes como 33 1/3, pero siendo justos tampoco se menciona Cloud Nine, el regreso comercial en los 80’s. Por momentos se desea que se pudiera ahondar un poco más en el ser humano complicado y contradictorio que era Harrison, pero los testimoniales honestos son escasos. No tan brutalmente honesto consigo mismo como Lennon, pero si con sus propias fallas, estas son insinuadas casi con guiño de ojo incluído: “George era un hombre de sangre caliente y le gustaban las cosas que a los hombres le gustan”, dice medio sarcásticamente Paul; “A George le gustaba disfrutar el efecto que sus palabras tenían sobre las mujeres”, dice su esposa Olivia Harrison en referencia a los retos que sufrió en su matrimonio. Ok George era mujeriego, creo que puedo inferir.

George en Hamburgo. Foto por la hipster original Astrid Kirchherr

George en Hamburgo. Foto por la hipster original Astrid Kirchherr

Scorsese tiene un talento para mantener buen ritmo dentro de un filme…dicen, y su talento por conjugar una excelente edición con un buen gusto en el soundtrack resulta en excelentes experiencias audiviosuales. Que mejor que el catálogo de Harrison para escuchar bien colocados fragmentos de “Sir Frankie Crisp (Let It Roll)”, “Awaiting On You All”, “Isn’t It A Pity” y “Give Me Love (Give Me Peace On Earth)”; nuevamente, la parte suculenta de su catálogo durante el periodo de All Things Must Pass. El director utiliza muchas fotografías y videos personales; como George practicando su jardinería en Friar Park o jugando con su hijo Dhani Harrison. El atentado que sufrió en su hogar, cuando un loco lo apuñaló siete veces ya que pensaba que Harrison “lo controlaba”, también es detallado con mucho sentimiento por Olivia, quien estuvo ahí para finalmente defenderlo.

A pesar de contener mucho llamativo audiovisual, George Harrison: Living In The Material World; sigue sin desenmascarar al miembro más enigmático de los Beatles, a excepción de verdaderas revelaciones como el testimonio de Clapton sobre el asunto de la esposa que le robó, todo el resto del material sigue nada más constatando el misticismo, talento y generosidad de George; genial, pero nada nuevo.

3.5 / 5

One Response to “George Harrison: Living In The Material World”

  1. bwcarey March 2, 2014 at 7:29 am #

    Reblogged this on paddypicasso and commented:
    if life inspires many, this life inspired millions, and still does, great to watch, listen

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: