One Chance

15 Apr

one chance

No se preocupen por el reino de Simon Cowell, a pesar de la cancelación de The X-Factor en los E.U.A. se encuentra más fuerte que nunca con la renovación de nuevas temporadas para America’s Got Talent, Britain’s Got Talent y The X-Factor Reino Unido.  Además, el declive del moribundo American Idol tendrá a Cowell lleno de jubiloso schadenfreude ante la suerte de su némesis, el otro Simon.

Ahora, el reinado de Cowell nos entrega otro producto para nuestro propio deleite: la historia del ganador de la primera edición de Britain’s Got Talent traída a la pantalla grande, aquella del operático amateur Paul Potts, que, sorpresivamente, no está nada mal.

Claro que tiene su buena dosis de cursilería, un guion inocente y personajes unidimensionales (¿quién quiere “personajes compuestos”?), pero la historia de Potts, como el don-nadie que tenazmente persigue su sueño de cantar ópera como los grandes, es el tipo de filme que le levanta los ánimos a cualquiera. Desgracia y un perenne caso de bullying acompañan al perseverante joven cantor hasta su eventual momento de gloria en el show de TV que todos conocemos; de este modo el director David Frankel (The Devil Wears PradaMarley & Me) se enfoca en el tortuoso camino del protagónico y no en su conocido desenlace.

En una interpretación formidable, el actor James Corden interpreta a Potts: un simpático gordito de Gales que de niño se refugia en su privilegiada voz cuando sufre el hostigamiento de los gandallas. Una y otra vez, Paul tiene la oportunidad de alcanzar sus sueños de grandeza pero un ataque de nervios frente a Pavarotti, un tumor en el cuello, un accidente en bici; desgracia tras desgracia lo mantienen alejado del éxito.

Paul encuentra su soporte en su nueva esposa, Julie-Ann (Alexandra Roach), para seguir adelante con los otros problemas de la vida. Abatido física y moralmente, ingresa por pura desesperación en el primer concurso de Britain’s Got Talent en el 2007 y ya sabemos lo que sigue.

Seguro Cowell pretende capitalizar esta dramática historia de la vida real y de paso revivir la carrera de Potts (se vendrá una película de Susan Boyle en el futuro o quizás de Erasmo Catarino?). Me comentaba un experto para la revista ProÓpera que el camino y la preparación de Potts no es precisamente la manera de alcanzar a ser un serio cantante de la ópera, sin embargo, duermo más tranquilo sabiendo que sus activos ascienden a £5 millones de libras esterlinas.

Para la revista Indie Rocks!

2.5 / 5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: