Her – – – Emoción artifical?

30 Jun

her

 

Una historia de amor de Spike Jonze (Being John Malcovich, Where The Wild Things Are) que explora nuestra desensibilización contemporánea con tanto nuevo aparato tecnológico; realmente, si tienes una macbook pro y un iphone, necesitas una ipad?, pues Apple hace a muchos pensar que sí, pero ese es otro tema. Ahora llega en esta película un sistema operativo ultra avanzado con un altísimo nivel de inteligencia artificial que le permite ir aprendiendo y evolucionando conforme adquiere más información, a paso descomunal, de otras fuentes en el internet. En este caso el sistema operativo, vocalizado por Scarlett Johansson escoge para sí misma el simpático nombre de “Samantha”; el SO se convierte en tu asistente personal, tu mejor amiga y gulp, hasta tu amante; una Siri más complaciente y eficiente.

Theodore Twombly (Joaquin Phoenix) tiene uno de esos trabajos hipsterones que le permite llevar una vida holgada con departamento en downtown L.A. y todo, pero que en México? ja!, ni pensarlo (léase crítico de cine también); trabaja en una empresa escribiendo cartas personalizadas de esposo para esposa, de hermanos, padres a hijos y todo tipo de relaciones personales, se percibe que esto, en un futuro cercano, es de lo más normal. Theodore es introvertido, con casi nula vida social a excepción de su vieja amiga Amy (Amy Adams), prefiriendo pasar sus ratos libres jugando su Xbox del futuro. Está en proceso de divorcio del amor de su vida Catherine (la gélida Rooney Mara, la recordamos también “haciéndola de pedo” como la novia incómoda, y luego objeto inalcanzable de afección, en The Social Network); este episodio ha dejado a Theodore especialmente sacudido e inseguro, reacio a volver a entregarse incondicionalmente a otra persona. Esto es perfecto para la interpretación de un ser frágil y sensible como lo alcanza a lograr Phoenix con su actuación. her 2

A Theodore le cae como anillo al dedo la nueva actualización de su SO, que como decíamos, se convierte en una verdadera compañera de vida; no me acordaba que la voz de Johansson era tan sexy; alivianada, juguetona y sexual, parece ser la novia perfecta que todo mundo quisiera, nada más que le falta un cuerpo. “Samantha” empieza como inocente niña de quince años sensible y hormonienta enamorándose de Theodore, a lo que él, en su condición emocional tan delicada cae redondito tratando de también aliviar la insoportable soledad que le aqueja. Pensaba que esos malvados corporativos habían por fin construido el producto perfecto, un producto que te ama. Me comentaba un amigo experto en las ciencias computacionales que este tipo de dilemas éticos ya están a la vuelta de la esquina y deberán ser señalados; coincide que recientemente también tuve la oportunidad de ver Transcendence con Johnny Depp (reseña por acá) en donde se tratan otros aspectos éticos de la inteligencia artificial.

Pero “Samantha”, la SO, no es precisamente una prostituta con inteligencia artificial, ni se enamora de todos sus consumidores. Las fallas residen en una programación que acerca a este ente a tal nivel de asemejarse a la condición humana que empieza a querer, a sentir celos…al mismo tiempo que evoluciona, la “Samantha” que en un principio hacia bromas infantiles sobre el sexo anal empieza a mostrarse insatisfecha con el alcance intelectual de Theodore, que lo último que necesita es que le vuelvan a romper el corazón. Lo patético de tener a una novia de software tampoco parece ser un problema en el futuro inmediato, varios allegados a Theodore tienen algún tipo de relación con su SO, incluyendo a Amy, que encuentra una nueva amiga en el suyo.

Los elogios para Spike Jonze fueron abundantes, porqué está realizando varias cosas en Her; primero la visualización del futuro, sabemos que esto no es fácil y hay en el acervo cinematográfico muchas instancias de visiones de plano ridículas; en Her, que estará a unos diez años en el futuro por algunas pistas que revela la ciudad de Los Ángeles (como Theodore llegando a la playa en metro, lo que seguramente será la polémica línea aqua…que llegará a Santa Monica, no a Manhattan Beach Spike!, pero la refinería Chevron en esta playa le da otro toque “futurista” a un simple picnic frente al mar), decía que acá la gente no se viste de manera muy diferente, ni actúa muy distinto a nosotros hoy en día; visualmente la película es cautivante, Spike en conjunto con su director de foto Hoyte van Hoytema, pintan un futuro clínico pero cálido, el cuidado al patrón de colores es notable, ese tono de rojo que domina en el poster del filme aparece por todos lados en el filme: en la ropa, en los anuncios, en las luces artificiales…Spike no deja de ser el director de videos musicales donde tienes unos cuantos minutos para enamorar al sentido de la vista.

Alegando en pareja

Alegando en pareja

Otro de sus logros es convertir la premisa “tipo se enamora de su sistema operativo” de una posible torpe comedia a un estudio de que es el enamoramiento, no tanto el amor en sí, pero los primeros pasos que hacen a dos personas (o avanzados softwares) caer rendidos el uno por el otro. La sensibilidad que ha mostrado en otros trabajos como Adaptation y Being John Malcovich también se hace presente en Her, entregando un personaje completo que ha quedado con sus emociones a flor de piel para que todos, incluyendo nosotros, podamos percibirlos. El guion, lo cual le ganó el Óscar a mejor screenplay original, es agudo y preciso en emociones, “Samantha” y Theodore no se hablan en privado como lo hacen en público, lo cual proyecta una relación más profunda y compleja que Mark Wahlberg paseándose con su amiguito Ted. Irónicamente, el emotivo y muy humano intercambio entre “Samantha” y Theodore sería visto por otro personaje de la película como un tipo hablando horas con su celular. Este es otro de los logros de Jonze en Her, el comentario hacia nuestro presente tan impersonal y como serán nuestras relaciones personales en el futuro.

Finalmente un triunfo rotundo en lo visual, en el guion, en sus emociones y en su esencia, Her lo deja a uno tanto deseando como temiendo al futuro cercano.

P.S. El soundtrack de Arcade Fire solo le añade a la frescura del proyecto, aquí otro pedazo de música, “The Moon Song” de Karen O.

4.8 / 5

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: