The Wolf Of Wall Street

3 Sep

the wolf of wall street 2

La oeuvre de Scorsese es tan vasta (o se siente de esta manera, aunque no sea tan prolífico como por ejemplo Roger Corman) que al hablar de una de sus películas en específico siente uno que habrá que remitirse al género en cuestión, es decir no tiene nada que ver este largometraje con este otro documental por ejemplo, aunque son del mismo artista. En el caso de The Wolf Of Wall Street habrá que remitirnos a sus filmes repletos de crimen y acción al estilo The Departed, Casino y GoodFellas, ya saben de cuales; por cierto este último largometraje es un referente constante en esta última colaboración Scorsese/DiCaprio, de hecho, si tuviera que resumir Wolf en un enunciado, diría que es: GoodFellas con banqueros.

Entonces, comparada con sus otros trabajos de este género, El Lobo De Wall Street no termina siendo ni siquiera uno de los mejores; pero al final del día una película de Scorsese (y especialmente la quinta colaboración con DiCaprio) sigue siendo mejor que el 90% de lo demás que está ahí afuera en cartelera. Quizás muchos años en el futuro, los críticos analizarán la época de colaboración entre este destacado director y su actor estelar favorito como uno de las épocas más emocionantes del cine…y a nosotros nos toca vivirla mientras sucede. En este caso la colaboración más arriesgada, desbordada y llena de excesos; la montaña rusa que puede ser la vida del mafioso ahora ha sido re-imaginada y trasladada a un escenario más ad-hoc y contemporáneo, el mundo de los corredores de bolsa y los banqueros, tan odiados después de la crisis financiera del 2007-2010, mejor explicada en este documental, y las andanzas de otros villanos de cuello blanco como Bernie Madoff.

La historia es contada en el lapso de tres horas, y como es costumbre de una buena trama Scorsese, llega un punto en donde no estás seguro que está pasando del todo, o algunos puntos se te escapan, lo que es bueno, se supone que es un ritmo de vida tan frenético que aunque la estuvieras viviendo en carne y hueso te sentirías rebasado y confundido…recuerda a Henry Hill en GoodFellas. En lo personal me gusta este dulce desconcierto gracias a un guion explosivo y a una edición ágil, pero creo que “Marty” se topó, o lo previó desde el principio, con que en el mundo de los banqueros la violencia no corre a raudales como en el de los mafiosi; de ahí que él, junto con su colega conspirador, el guionista Terence Winter (conocido por entregar muchos de los episodios más memorables de….ni más, ni menos, The Sopranos) insistieron en inyectarle un sentido de violencia forzado que hasta Danny Porush (el verdadero Donnie Azoff de la película) dijo que estaban exagerados, la escena de Azoff tragándose un pececito vivo?, seguramente Scorsese habrá pensado que no estaba de más, recordé a aquel episodio de Curb Your Enthusiasm donde el director le está dando direcciones a Larry David sobre cómo actuar como un villano, “quiero ver la amenaza de violencia”, pero en un mundo de cuellos blancos y manos suaves se me hizo exagerado y poco creíble.

"Abres las piernas y enseñas la vagina...pero hazlo con buen gusto"

“Abres las piernas y enseñas la vagina…pero hazlo con buen gusto”

Tanto rollo y ni he mencionado a Jordan Belfort (DiCaprio). Este sagaz y truculento corredor de bolsas ingresa a finales de los ochenta a una respetable compañía financiera en Wall Street. Demasiado inocente en sus primeros días, Belfort encuentra en Mark Hannah (Matthew McConaughey) al primer ejemplo a seguir de donde aprendería varios hábitos que lo acompañarían para el resto de su vida, tales como ingerir algo de perico a la hora de la comida y agarrarse a cuanta prostituta se le pusiera enfrente, “es la única manera de hacer esto”, le dice Hanna. Para mala suerte de Belfort, poco después viene el derrumbe de la bolsa de 1987, lo que obliga el cierre de la empresa financiera donde labora y se ve obligado a conseguir un trabajo, el que sea.

Desesperado, Belfort entra en una agencia de Long Island, un pobre intento de agencia que no es ni la sombra de su antiguo empleo en Wall Street, sin embargo Belfort no se siente desmotivado y pronto junta una pequeña fortuna para él y la empresa, liderada por Spike Jonze en un rarísimo, pero simpático cameo. Casado y con una vida cómoda, esto no parece satisfacer a Belfort, quien empieza su propia agencia de inversiones con su vecino Donnie Azoff (Jonah Hill en una versión del verdadero personaje, Danny Porush); la nueva agencia es Stratton Oakmont, un hervidero de operaciones financieras truculentas como la manipulación de acciones por medio de mentiras y exageraciones en los estados financieros.

Una vida de excesos es lo que acompaña al éxito de Belfort y Azoff, organizando tremendos bacanales que tendrían al señor Gatsby en un estado de asombro; aparte de necesitar una serie de drogas a lo largo del día laboral solo para poder funcionar. El exceso es tal que Scorsese se vio obligado a darle en la madre a un verdadero Lamborghini Countach 1989 en donde al volante iba un Belfort bien pasteloso gracias a una fuerte dosis de qualuudes y cocaína. Para estas alturas el personaje de DiCaprio ya trae persiguiéndolo de cerca al detective Patrick Denham (Kyle Chandler). Y como es costumbre de este tipo de película de Scorsese, la trama y vida de Belfort se va descosiendo en una rápida serie de eventos conexos que incluyen viajes a Italia, cuentas secretas en bancos suizos, una nueva esposa divesca (Margot Robbie), Steve Madden (Jake Hoffan interpretando a: sí, el de los zapatos), etc.

El verdadero Lobo, Jordan Belfort

El verdadero Lobo, Jordan Belfort

Encargado de retratar toda esta vorágine de chuscas desgracias estuvo uno de nuestros gallos, Rodrigo Prieto, destacándose una vez más en los círculos más altos de Hollywood y en edición es digno de mencionar el trabajo de Thelma Schoonmaker, fiel colaboradora de Scorsese desde su, supuestamente, mayor logro, Raging Bull en 1980. Scorsese, conocido melómano, sin embargo no entrega un songtrack particularmente memorable, es ecléctico, como era de esperarse, que incluye la versión original de Gloria por el italiano Umberto Tozzi.

Finalmente una historia sobre un delincuente que no se arrepiente a pesar de su suerte, a pesar del daño que le causó a cientos de personas que perdieron sus ahorros, Scorsese no condena a Belfort y hasta habrá algunos godínez YOLEROS ególatras tomando nota de este “gran personaje”. Con tres horas que se pasan muy rápido, El Lobo De Wall Street entretiene y te sumerge en un mundo completamente diferente al tuyo, finalmente uno de los objetivos del cine.

Para terminar, aquí el mencionado cameo de Spike Jonze :)

4 / 5

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: