I’m Not Him

15 Oct

i'm not him

Finalmente, a manera de epílogo, nos metimos a ver la última proyección del Guanajuato International Film Festival. En presagio de lo que vendrá el próximo año, para la decimoctava edición del GIFF, cuyo país invitado será Turquía, se presentó I’m Not Him de Tayfun Pirselimoglu, un largometraje exótico, atrevido y vanguardista, más en su trama que en sus valores de producción.

Me refiero a que Pirselimoglu (Haze) arriesga más en contenido que en forma, ya que la fotografía del filme es pausada, y lenta, seguramente inspirada por el legendario Yasujiro Ozu, en cuyo trabajo los paneos son raros y contados. Esta tranquilidad en las tomas se yuxtapone a la locura de la historia, especialmente cerca del final, lo que logra crear un ambiente todavía más desconcertante.

El solitario Nihat (Ercan Kesal) existe en un mundo rutinario como lavaplatos en un restaurante la mayor parte del día y cenando solo frente a la tele por las tardes. Pero tal parece que así le gusta y no le importa mucho el nunca haberse casado o haber tenido hijos, a pesar de andar rondando los cincuenta y tantos.

El indescifrable personaje de Nihat termina atrayendo a su compañera de trabajo Ayse (Maryam Zaree), a final de cuentas, así le gustan a las mujeres: misteriosos, ¿no? Tras unos torpes intentos, la igualmente introvertida Ayse logra invitar a Nihat a una comida en su departamento; nos enteramos que la mujer no es una solterona precisamente, su esposo se encuentra en la cárcel y aparentemente ahí va a estar un buen rato, pues mató a dos sujetos estando en prisión; un hombre peligroso, de esos con los que no quieres andar jugando a las manitas calientes con su esposa.

La trama se vuelve interesante cuando Nihat observa que él es exactamente igual al esposo ausente, solo le faltaría ponerse lentes y rasurarse el bigote…después de un infortunio importante que sufre Ayse, Nihat toma el paso final y asume por completo la identidad del hombre ausente.

Como un caleidoscopio que se dobla y desdobla en una serie de imágenes recurrentes, la sucesión de eventos en I’m Not Him vuelven a recordarse entre sí, explorando temas de ausencia, añoranza por algo que uno no sabe precisamente que es y el tema favorito de Pirselimoglu, la suplantación de identidad.

El GIFF 2014 terminó con una obra redonda y completa, clásicamente simétrica en forma y contenido, una expectativa que se asoma para el próximo año del festival.

Para la revista Indie Rocks!

3 / 5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: