Senna

19 Nov

SENNA_UK1SHT.indd

Este documental me dejó con las ganas de apreciar un poco más la Fórmula 1, entre muchas otras cosas. Para aquellos que nos gustan las buenas historias, deberíamos ya de saber que el verdadero drama se encuentra en un mundo repleto de los automóviles más rápidos del mundo, millones de libras esterlinas (sáquense dólares, váyanse a la NASCAR), gente extremadamente atractiva y los fabricantes de automóviles deportivos más lujosos del mundo. Aparte, empiezo a consolidar mi gusto por esas rivalidades encarnizadas en la F1 como hace poco aparecieron en Rush, o en aquel video de Robbie Williams.

Senna es la trayectoria completa del legendario piloto brasileño Ayrton Senna, desde su aparición en 1984: la breve estancia que tuvo con la escudería Toleman, hasta su último par de años donde pretendía rejuvenecer su carrera con la escudería Williams, Senna casi nos construye una leyenda frente a nuestros ojos.

La rivalidad en cuestión que me cautivó en este proyecto es aquella que tuvo con el piloto francés Alain Prost, un arrogante y extremadamente competitivo individuo, a quién no le sienta muy bien que como piloto establecido de la escudería McLaren, le pusieran a su lado a la joven promesa brasileña; las batallas dentro y fuera del circuito entre Prost y Senna son de antología, memorablemente decidiendo el campeonato de 1989 en un choque entre los dos, resultando en el campeonato para Prost…solo para que volviera a suceder el año siguiente, cuando los autos de los dos pilotos vuelven a chocar, esta vez decidiendo 1990 a favor de Senna. El dudar que uno de los dos pilotos quiso chocar al otro en ambas ocasiones sería pecar de ingenuidad, el documental va develando los intereses políticos y económicos, y hasta personales, que van construyendo la situación, hasta que llegamos a los choques. senna 2

Pero lo que hizo a Senna uno de los mejores documentales que he visto en los últimos años (junto con Searching For Sugar Man) es algo que no recuerdo haber visto jamás en este género, y en que sólo puede aplicar para este género. Senna es como ver una película de acción y drama, como la mencionada Rush, o en menor medida Days Of Thunder; es ver el drama en los equipos fuera de la pista, el enojo de los pilotos, y las impresionantes tomas dentro de la pista, y desde la perspectiva del piloto acelerando en cada curva mientras ruge el motor conforme va cambiando de velocidades. Y aquí está el punto, esta no fue una película, es auténtico material videográfico de los 80’s y principios de los 90’s, tratado al punto de brindarle una nitidez y claridad de cualquier material contemporáneo, con audio de aquel entonces ya fuera de las personas a cuadro o de los comentaristas en los medios, todo editado magistralmente para que corra como una película.

La gran mayoría del material en el documental, voy a decir que el 80% porque me gusta aventar cifras al aire, es material original de la época, no son actores y no están filmando en locación, es tan real como la vida propia.

Otro aspecto que disfruté bastante, aunque no posee esa singularidad del primero, es como se van desarrollando los personajes. Ayrton lo conocemos como un tímido chico, de familia brasileña bien acaudalada, lo que le permite perseguir su costoso hobby, haciendo sus primeros pininos en el karting y luego en escuderías menores de la F1. Un chico de pelo corto, pecas y facciones juveniles en 1984. Para 1991, después de tres campeonatos mundiales de Fórmula 1, un paso glorioso por McLaren y considerado ya como quizás el mejor piloto de todos los tiempos, es un hombre de pelo rebelde, con paño, no pecas, causado por el sol y con un aire hasta divesco, como cuando memorablemente al bajar del auto en la victoria del Campeonato de Brasil de 1991, le grita a todo mundo: “no me toquen!”, y oficiales, compañeros y aficionados se apartan como el Mar Rojo ante el paso de Moisés.

Cabe mencionar que en dicha carrera, la caja de velocidades de Ayrton se había trabado, lo que le hacía imposible cambiar de velocidades, atascada en sexta. Controlar el carro en las últimas vueltas requirió un esfuerza del piloto que acabó en una fiebre y fuertes calambres al término de la carrera.

Pero el desarrollo de Alain Prost es más interesante, el villano de principios del documental, casi se convierte en su aliado después de que el francés se retira en 1991, trayendo su competencia a un fin. Para 1994 ahí estaba en el funeral, claramente conmovido, y hoy en día es uno de los asociados de la fundación infantil Ayrton Senna. Irónicamente, a Alain Prost no le gustó su caracterización en el documental, oh que pues.

Vuelvo a repetir, uno de los mejores documentales que he visto últimamente, no me refiero a la nobleza del tema, no pretende acabar con el hambre o luchar por el derecho de las orcas asesinas; Senna es entretenimiento puro, una época, con el júbilo, llanto y todas las demás fuertes emociones de muchas personas de aquel entonces, captada y editada para nuestro disfrute.

4.8 / 5

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: