Los Angeles Plays Itself

30 Mar

los angeles plays itself 2

Inicié la degustación de este proyecto como un referente de la riqueza arquitectónica que existe en esta ciudad, pero resultó ser mucho más. Es un documento minucioso de, parece, cada una de las apariciones que hace la ciudad de Los Ángeles en las películas; y considerando que es la capital de la industria del cine a nivel mundial, pues son cuantiosas. El director Thom Andersen es un “angelino” de toda la vida y su pasión por su ciudad es sincera, tanto que odia algunos cachitos de ella, especialmente Hollywood, tanto por un espacio geográfico sobrevaluado, hasta por lo que representa, una simplificación de su ciudad, por parte de ejecutivos de cine ineptos, proyectando hacia el mundo una ciudad superficial, con una historia truculenta, si es que acaso se molestan por mostrar su historia en las películas.

Los Angeles Plays Itself hace recapitulación del vasto número de historias en el cine que han tenido lugar en susodicha ciudad, cien años de trabajos, más de 200 “sampleados”, desde el cine clásico de los 40’s como Repo Man y Rebelde Sin Causa, con el exageradísimo James Dean, hasta lo más reciente (en aquel entonces 2003) como Mulholland Dr., pasando por trabajos más emblemáticos de Los Angeles como escenario como Chinatown, L.A. Confidential y (no es broma) Who Framed Roger Rabbit?. Verás, lo que al Sr. Andersen le emputa es que mientras más se involucran las producciones con la historia de Los Angeles, más la distorsionan. En Chinatown, la intención de Roman Polanski es más seria en documentar las “California Water Wars” de los 20’s, y en Roger Rabbit, a manera más comica, también se insinúa un pasado de la ciudad moldeado por truculentos negocios y pactos por debajo de la mesa. Nada de eso, dice Andersen, las tranzas de los políticos locales estaban ahí en primera plana para que todo mundo las pudiera ver.

Una de las escenas en Speed de los 90's, cuando un autobús fue realmente levitado por encima de Downtown

Una de las escenas en Speed de los 90’s, cuando un autobús fue realmente levitado por encima de Downtown

El documental se divide en “La Ciudad como Fondo”, “La Ciudad como Personaje” y “La Ciudad como Sujeto”. Pero después de tres horas de filme, yo me quedé con otro tipo de sub-divisiones para el proyecto, temas importantes de la ciudad que me consta, después de haber vivido ahí algunos años, son los problemas perpetuos de esta mega-metrópolis. Temas como el mencionado problema del agua, la policía (cuya opresión tomó un rol importante durante las revueltas de 1992), el transporte público (o falta de), la cultura predominante del carro como casi único método de transporte, y claro, las tensiones raciales. Andersen tambien repasa temitas menos importantes, pero que enriquecen la experiencia de ver este documental, como el número telefónico ficticio que aparece en casi todas las películas; o documenta el ascenso, apogeo del área de Bunker Hill como vibrante centro de clase media de la ciudad, hasta su descuido ya para las épocas de Cobra (con Sylvester Stallone); hasta su reciente renacimiento (el Walt Disney Concert Hall por Frank Gehry se encuentra ahí).

Hablando de la sala de conciertos Walt Disney, mi platillo principal, la arquitectura angelina, también es analizada, no con la importancia que yo me esperaba, pero se documenta casi todas las apariciones del edificio Bradbury en Downtown, con su interior gótico impresionante que pudimos apreciar en Blade Runner; de igual manera se presentan las diferentes facetas de la casa Ennis en Los Feliz de Frank Lloyd Wright, casi siempre el resguardo de algún exótico villano. Union Station también es analizado, así como el “futurista” LAX, especialmente la torre de control tipo Jetsons, que no funcionó y ahora es un restaurante. Andersen se lamenta que otros trabajos de Lloyd-Wright, impresionantes casas en los Hollywood Hills, y de otros importantes arquitectos, casi terminan también como las mansiones de algún villano cocainómano.

En fin, un interesante documental para aquellos que gustamos de seguir estudiando esta ciudad tan complicada como los es Los Ángeles, el trabajo de Andersen debe de ser también un referente para aquellos que no han tenido la oportunidad de diferenciar a la verdadera ciudad con lo que Hollywood quiere que nos creamos.

3.5 / 5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: