The Grand Budapest Hotel

17 Jul

grand budapest hotel 1

“Es hermosa, es bella,” o hasta la ligeramente ofensiva “es bonita” son calificativos obvios y automáticos al momento que uno empieza a hablar de una película de Wes Anderson. Es precisamente la manera en como exalta el componente visual de sus trabajos que le ha ganado las principales críticas de sus detractores, que no se concentra demasiado en contar una buena historia. Grand Budapest Hotel es un triunfo módico en cuanto al alcance de su narrativa, explorando temas más profundos como le evanecencia de la civilidad desde…em…siempre, hasta la importancia de la lealtad y la amistad.

Pero no cabe duda que Anderson es un ser completamente visual. Desde que empezó Grand Budapest Hotel me distraje por momentos con un pequeño juego mental. Ya sabía de antemano que sus encuadres son simétricos al más puro gusto clásico, bueno, pero que tanto?. Joder, pues no exagero que cada escena, cada segundo de este largometraje está perfectamente encuadrado como si fuera una foto, es decir, podrías imprimir cualquier instante de esta película y tendrías una bella foto para pegarla donde quieras o un wallpaper para tu desktop. Los personajes siempre caminan, se acuestan, hacen lo que sea como guiados por una mano espiritual (y con obsesión compulsiva). En una escena el personaje principal de Monsieur Gustave (Ralph Fiennes) camina con otras dos personas a sus espaldas, las dos personas primero cada uno al lado de Gustave, luego los dos a su costado derecho, la mitad del cuerpo de cada personaje asomándose por detrás del que va enfrente…Anderson es realmente el único director al que la palabra “exquisito” se le puede adjudicar sin remordimiento alguno.

Una escena cualquiera, con Owen Wilson al centro..no es simétrica, pero todo y todos están colocados  meticulosamente

Una escena cualquiera, con Owen Wilson al centro..no es simétrica, pero todo y todos están colocados meticulosamente

En el supuesto país de Zubrowka, en la región de la Europea Central, es 1932 y el Monsieur Gustave es el excéntrico conserje del histórico Grand Budapest Hotel, un majestuoso palacio decorado al estilo art nouveau de pies a cabeza donde se recibe a la realeza europea y otros personajes de mucha lana. M. Gustave atiende a sus huéspedes con esmero y delicadeza, al mismo tiempo que entretiene a las ancianas viudas o divorciadas en la privacidad de las suites imperiales. Junto con su nuevo “lobby boy”, Zero Moustafa (Tony Revolori), atiende el funeral de una recien fallecida de 84 años Madame D. (la irreconocible Tilda Swinton) donde en un abrir y cerrar de ojos se ve envuelto en una gran polémica, específicamente es acusado como el asesino, y a quién le interesaba la herencia de la vieja aristócrata, incluyendo la invaluable pintura Boy With Apple, un objeto que sirve como el MacGuffin de la película, y que la ande persiguiendo todo mundo, incluyendo al hijo de la señora Dimitri (Adrien Brody) con la ayuda de su secuaz J.G. Jopling (un muy violento Willem Dafoe).

La cómica persecusión acaba con Monsieur Gustave en la cárcel, quién tras escaparse al puro estilo de los Marx Brothers, busca limpiar su nombre y esclarecer el complot, con la ayuda de su sirviente Zero.

No por nada el compositor Alexandre Desplat se está convirtiendo en el orquestador de sountracks más buscado del mundo, no solo ganó el Premio de la Academia con esta película, sino aparte participó en la terna con otro trabajo, aquel para The Imitation Game…y ha estado nominado desde 2009 solo con la excepción de un año. Su soundtrack compuesto por balalaikas, coristas folklóricos rusos, cuernos de los Alpes y demás curiosidades instrumentales. El resultado es un frívolo paisaje sonoro que encaja perfectamente con las excentricidades visuales de Anderson, aparte de que mantiene el guion fluyendo con simpatía y dinamismo.

Fiennes como M. Gustave recibiendo dirección de Anderson

Fiennes como M. Gustave recibiendo dirección de Anderson

Una vez más es el mundo de la aristocracia, en este caso la rancia clase alta europea, interpretado por Anderson. Sabrá Dios la fascinación de este director de Tejas por el mundo de las altas esferas sociales, como en Rushmore y The Royal Tenenbaums, pero como siempre es un escenario tan ridículo que invariablemente se presta para la comedia. El Monseiur Gustave se la pasa todo el filme lamentando la decadencia del buen vivir europeo, su loción por excelencia es “L’Air du Panache”, ni más ni menos, ese panache que se le va al continente. Pero Anderson es irónico en retratar las frivolidades de la alta sociedad mientras el nazismo y la Segunda Guerra Mundial empiezan a oscurecer el panorama europeo. Al estilo de La Règle De Jeu, los personajes están más preocupados con pendejadas como su loción o su repostería hasta que ya tienen a gendarmes de la Gestapo en su puerta. Grand Budapest Hotel está basada en los escritos de Stefan Zweig, un austrico que huyó su país cuando fue invadido por Hitler.

Un buen toque de Anderson, quien ideó la historia con Hugo Guiness, es el desdoble cronológico de la trama. La historia de Monseiur Gustave y Zero Moustafa es contada por Zero años después en 1968 a un joven escritor, interpretado por Jude Law, quién a su vez la documenta en 1985 al momento de escribir su libro, el cual a su vez es leido a la par que nosotros vemos la película por una adolescente en el 2015. No hay un significado profundo en este artificio, pero repito, me pareció ser un buen gesto.

Los cameos no se hacen esperar con Bill Murray, Bob Balaban y Owen Wilson, cuyo acento Tejano encaja tan bien en el ambiente de esta película como lo haría un toro mecánico en el lobby del Grand Budapest Hotel. La nueva adquisición del Equipo Anderson es Fiennes, en un memorable papel cómico y como uno de los personajes de Anderson más importantes desde Rushmore (quien iba a pensar que es el mismo actor que aparece en Red Dragon). Seguramente ya tiene su lugar asegurado en los futuros proyectos del prolífico Wes Anderson.

4.5 / 5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: