The Godfather

23 Dec

godfather 1

“Yo creo en América”, son las primeras palabras de esta película, pronunciadas por Amérigo Bonasera, un sumiso señor de edad avanzada que ha acudido con Don Vito Corleone (Marlon Brando) para buscar hacer justicia por fuera del marco de la ley. Paradójicamente, El Padrino, es sobre un joven Michael Corleone (Al Pacino), que contrario a lo que reza el sueño americano, donde cualquier inmigrante puede convertirse en lo que quiera en estas tierras del Nuevo Mundo, el joven no puede escaparse de la naturaleza violenta de su familia, los Corleone, a pesar de que en un principio intenta mantenerse al margen de los negocios truculentos de sus seres queridos, “yo no soy mi familia Kay”, le dice a su prometida, interpretada por Diane Keaton; pero vaya que si es él, siempre fue él; el ascenso, o descenso (como lo quieras ver) de un joven profesionista, condecorado por el ejército, hacia el mundo del crimen es una parábola literaria con tintes de Shakespeare que se extiende hasta el resto de la trilogía de El Padrino; una verdadera tragedia.

Se dice que esta película es uno de los clásicos del cine norteamericano porque elevó los estándares de producción hacia nuevas alturas, el director Francis Ford Coppola, trabajando con un presupuesto limitado y con un montón de haters oponiéndose a cada una de sus decisiones, le dio un realismo inusitado a las producciones de Hollywood de aquel entonces. La escena de la boda al principio es un buen ejemplo de esto, Don Vito le regala una opulenta boda a su hija Connie Corleone (Talia Shire, la hermana del director) donde la escena casi se sale de la pantalla por la abundancia de vida, de color, de alegría, cual auténtico festejo italiano; Coppola y el productor Albert Ruddy utilizaron a verdaderos residentes de Long Island con sangre italiana para que bailaran y cantaran en la boda, lo que le da una euforia natural al convivio y en parte contrasta con las sombras y lo lúgubre del interior de la oficina de Don Vito, quien sigue atendiendo negocios durante la boda. Tampoco hay que decir que todo fue filmado de una manera completamente orgánica y natural, he tratado de distinguir cuales de aquellas escenas soleadas realmente fueron filmadas de noche utilizando iluminación artificial; sin tener éxito.

Michael Corleone

Michael Corleone

La película estrenada en 1972 está ambientada en el periodo posguerra de 1945 y termina en 1955, aparte de que el equipo de producción se dio el lujo de irse a filmar a Sicilia, cuando el joven Michael quiere esconderse un rato de los dilemas familiares, y así como Coppola y su director de foto Gordon Willis, saben retratar el cosmopolita Manhattan pos-guerra, también lo saben hacer con la serena campiña siciliana. Uno de los grandes aciertos que distingue a The Godfather es su capacidad para sumergirte en el tiempo y en el espacio que tiene preparado para ti. Aparte, hoy en día es bastante común disfrutar de una buena historia de gangsters ya sea en una película o una serie; pero El Padrino fue la primera vez que se le dejó al público echar un vistazo al mundo de la mafia, algo breve y temporal claro, ejemplificado perfectamente en esa última escena con Diane Keaton.

Brando es dramático y se siente real al mismo tiempo, para darnos una idea, verdaderos capos de la mafia de aquel entonces empezaron a comportarse como el personaje de Brando; lo que quiere decir que no lo estaban haciendo antes y encontraron en algunos de los gestos de Don Vito la teatralidad que les hacía falta; Don Vito es un hombre amenazador pero que ha visto sus mejores tiempos y que ahora ha sido atenuado por la templanza de la sabiduría…más tarde veríamos a un Vito en su juventud en The Godfather II (interpretado por Robert DeNiro); Don Vito ya en una edad avanzada sabe que no necesita ser explícito con su violencia, sino solo dejarla asomarse como una amenaza, el resto de su reputación la hará válida entre la gente común. Inicialmente Don Vito tiene planes para que su hijo mayor, el temperamental Sonny (interpretado por James Caan), pueda tomar las riendas de la familia una vez que él haya pasado a mejor vida, pero Sonny es demasiado irascible, impulsivo…en una palabra, lo que nosotros, el público y su familia, estamos pensando: pendejo, pues. Ni siquiera con el apoyo del consigliere de la familia (aquel que se dedica a aconsejar al clan), el hijo adoptado, Tom Hagen, puede mantenerlo fuera de problemas. En el papel de Hagen se encuentra un Robert Duvall quizás en su mejor momento, algunos años antes de que anunciara que le “gusta el olor de Napalm por las mañanas”; exageradamente calmado, para un hombre que decapita caballos de carreras en las madrugadas; nos recuerda mucho a Don Vito, un hombre de pocas palabras, pero bien pensadas, y que puede recurrir a la violencia si es necesario. Nuevamente Coppola no enseña la violencia sino más bien la convierte en una amenaza.

Robert Duvall como Tom Hagen

Robert Duvall como Tom Hagen

Pero algo le falta a Hagen, es demasiado pragmático, “no eres un consigliere para los tiempos de guerra” le dice Michael Corleone cuando lo destituye; Michael es el punto medio entre Sonny y Hagen; inteligente, práctico, pero con un gusto por recurrir primero a la violencia, antes que nada. Mucho se ha hablado del calibre de la interpretación de Pacino, pero personalmente siento que le falta expandir su rango humanista, desde el principio uno puede ver que ese chico de plano no está bien, quizás son los enormes ojos negros que desconciertan, o su falta de expresividad; simplemente me hubiera gustado un Pacino más sensible al principio, tipo que dejara intensidad para después, se supone que las desgracias hacia su familia lo irían transformando.

Un trabajo bien enfocado por parte de Coppola, bajo presiones de la producción, algo mejor que incluso cuando tuvo más libertades creativas como en Apocalypse Now. The Godfather cuenta con ese estatus legendario porque fue un enorme éxito comercial, al mismo tiempo que un verdadero triunfo artístico, una combinación rara no solo en el cine, sino en la música y en cualquier otro arte; el mejor rara vez es el que más vende. La adaptación del libro de Mario Puzo fue un acierto en cada uno de sus componentes, desde la ambientación, el soundtrack, personajes menores como el de John Cazale y edición; permanece como uno de los triunfos indiscutibles del cine mundial.

P.S. En esta escena Michael Corleone (Pacino) llega a Las Vegas a conquistar el mundo ilegal de esta nueva y creciente ciudad, tomándolo del gangster local Moe Greene. Michael acude personalmente ya que se hermano, Fredo (John Cazale), ha sido inútil en esta encomienda.

4.8 / 5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: