The Godfather Part II

6 Jan

godfather part II 4

He visto la luz!, pero primero vi The Godfather y The Godfather Part II por segunda vez cada una en anticipación a la tercera parte que nunca había visto. Con confianza puedo afirmar que la segunda parte es fácilmente superior a las otras dos, todo un logro cuando Parte I por si sola es contendiente a una de las mejores películas de la historia. Pero Parte II tiene más textura, es más robusta, definitivamente al director Francis Ford Coppola le excitan los paisajes coloridos y cambiantes que le van dando vida a una trama de tres horas y media; tenemos desde el nuevo centro de comando de la familia Corleone en la orilla del plácido Lake Tahoe, a una Cuba tropical (en verdad escenas filmadas en Santo Domingo) al borde de la revolución; de las congestionadas calles de la Little Italy en Nueva York a principios del siglo XX a más escenas en la campiña italiana en Sicilia. Y hay dinamismo en los cambios de escenarios en esta gran obra no solo en espacio, pero también en tiempo, pues la trama retoma la saga de un Michael Corleone (Al Pacino) en los inicios de su reinado como el capo de la familia pero también vemos intercalada la historia de como un joven Vito Corleone (Robert DeNiro) llega a América y empieza a crecer su poder.

El desmoronamiento de Michael Corleone, desde un punto de vista moral, es especialmente trágico cuando se le compara, lado a lado, al porte y a la vida de su padre que tanto admiraba; el final de El Padrino Parte I nos hace pensar que quizás la impulsivilidad de Michael es debido a su juventud e inexperiencia mientras que con la edad llegará la sagacidad que su padre poseía. Pero conforme avanza El Padrino Parte II tristemente nos damos cuenta de que Don Michael y Don Vito son simplemente dos personas diferentes; a principios de siglo, en las calles de Nueva York, a un joven Vito lo motiva y empuja su familia, no hay nada que no esté dispuesto a hacer para sacar adelante a su esposa Carmela y a sus pequeños hijos; en cambio Michael, no es que no lo intente, pero su ambición es el poder, y está dispuesto a soslayar a su propia familia segun como él haya evaluado la situación.

Chécate este promocional de la época que se mostraba en el lobby de los cines.

Chécate este promocional de la época que se mostraba en el lobby de los cines.

Pacino es inexpresivo y frío como Michael, lo que acompaña muy bien a un trabajo de cámaras por parte del director de cinematografía Gordon Willis, el cual emplea un manejo de cámaras sobrío, sin mucho movimiento, y una iluminación que resalta la oscuridad de las escenas; derepente la residencia Corleone en Lake Tahoe, la cual conocemos al principio por medio de una gran fiesta en celebración de la comunión del primogénito Anthony, se convierte en un gélido lugar al que parece le han sacado toda la vida que alguna vez lo habitó. Es en esa residencia donde Michael sufre un atentado contra él y su familia y se desata una investigación por parte de la familia criminal para ver quien habría tenido la osadía de cometer semejante intransigencia, para recetarle su buena dosis de venganza Corleone. Sospechosos hay varios, incluidos capos y amistades dentro del círculo cercano de la familia. Uno de ellos es el viejo judío Hyman Roth, interpretado por el padre del method acting, Lee Strasberg, alguna vez maestro de Pacino. El personaje de Roth es claramente inspirado en el legendario gangster Meyer Lansky, un sabio lobo de mar tremendamente maquiavélico en sus decisiones. Roth pretende invitar a Michael a que sea su socio en algunos negocios en Cuba, pero la fachada amigable del viejito parece que solo es parte de su plan siniestro; por cierto lo asiste un tal Johnny Ola (Dominic Chianese, Uncle Junior en los Sopranos).

Una joven familia Corleone c. 1920

Una joven familia Corleone c. 1920

El Padrino Parte 2 es una de esas odiseas cinematográficas de cuando el cine de Estados Unidos estaba en su época de renacimiento durante los 70’s. Películas mamalonas de más de tres horas empezaban a ponerse de moda (como The Deer Hunter y Apocalypse Now); de hecho una sorpresa grata es toparte con un INTERMEDIO a mitad de un filme hoy en día, lo cual claro que no sucede a menos que estes viendo una de estas cintas antiguas que estamos mencionando. The Godfather Part II es enorme, complicada y se sale para todos lados; pero uno reconoce los halagos que Coppola ha recibido en haber sostenido con fuerza las riendas de este monstruo…es una película donde fácilmente mil cosas pudieron haber salido muy mal.

P.D. Ahora uno de mis clips preferidos, la excepcional actuación de John Cazale mostrando las debilidades de un torpe e inseguro Fredo Corleone, por medio de sus gestos, ademanes y posición corporal (hasta como batalla con esa silla) mientras el personaje supuestamente asegura que es fuerte e inteligente.

5 / 5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: