Martyrs

2 Jun

martyrs 1

Tratando de sobrellevar la desgracia en estos días de que no he podido ir a ver La Bruja, decidí saciar mi antojo por una buena película de terror con un ejemplar del llamado Nuevo Extremismo Francés, un movimiento cinematográfico de aquel país reconocido por su extrema violencia y el sadismo rampante dentro de sus tramas, en este caso la película del 2008, Mártires (Martyrs), del director Pascal Laguier. Se ha comparado a este filme con otros trabajos del género extremista como Haute Tension (2003) o Inside (2007), pero Martyrs me estuvo sorprendiendo sucesivamente conforme avanzaba cada minuto de la trama y pasa de ser un seudo-slasher film a (y después de que la trama se ha desdoblado varias veces) un esotérico filme que se pregunta, que hay después de la vida?; una premisa final que ha asqueado a varios críticos, quienes se han decantado por puntualizar lo pretencioso que llegó a ser esta película de terror.

Manteniendo todo desde su correcta perspectiva, Martyrs es un viaje hacia lo más recóndito del cuerpo humano, en completa inversión opuesta, de lo que 2001: A Space Odyssey fue un viaje hacia lo asequiblemente alcanzable del cosmos…ni por asomo pretendo comparar la calidad de ambas películas, siendo que 2001 es, a mi consideración, el punto más alto que ha alcanzado el séptimo arte; pero me refiero a las intenciones de ambos trabajos solamente. Más allá de la supuesta pretenciosidad de Laguier, lo que si me cautivó fue como Martyrs encontraba una portezuela por donde seguir su recorrido en momentos que parecía que su trama había llegado a su fin, y no a manera de giros dramáticos, o twists, al estilo del horror asiático. En algunas escenas, literalmente había una puerta secreta de salida hacia niveles más bajos donde se escondían secretos más oscuros.

"Come again?"

“Come again?”

Las mártires son las dos muchachas que podemos ver en el material promocional, son las actrices Mylène Jampanoï y Morjana Alaoui. Al principio vemos a Jampanoï interpretando a Lucie Jurin, una niña que estuvo encerrada y encadenada por años o meses (no sabemos) en un viejo edificio industrial por algunos misteriosos individuos y que logró escapar de sus captores para acabar en un orfanato, ya desde entonces la acecha la imagen de una mujer desahuciada que no solo la asusta como cualquier espectro común, sino la acuchilla y le golpea la cabeza contra la pared. 15 años después Lucie ubica la casa de la pareja que la mantuvo cautiva y torturada, una familia normal francesa (chéquense la aparición actoral del prodigio de la dirección, Xavier Dolan, como el hijo de la familia), y Lucie no pierde el tiempo en despacharse a toda la familia con una escopeta de doble barril, para la consternación de su amiga Anna (Alaoui), quien la espera a poca distancia de la casa, y ha permanecido como su única amiga desde aquellos tiempos infantiles en el orfanato.

Es desde a partir de los 10 minutos de que empezó la película que comentar sobre lo que sigue podría ser considerado como spoiler. No exagero en decir que a los 10 o 15 minutos parece que la película está lista para concluir, pero gracias a los aspectos más exóticos de la trama, como sus roces con lo paranormal y con lo existencial, sigue descendiendo por agujeros siniestros hasta concluir en algo que, me da pena de admitir, se me hizo grotescamente bello. Laguier deja hasta cerca del final de la película que se deje entender el verdadero significado del título, Mártires en plural, similar a como te cae el veinte sobre el título Ladrones de Bicicletas, cerca del final de aquel clásico italiano. El soundtrack le queda un poco a deber a la película, especialmente el final, una aguada balada acústica llamada “Your Witness” por parte de Seppuku Paradigm, que no encaja con las ambiciones existenciales del desenlace. Y hablando del final, a ver quien se acuerda del video para “Just (You Do It To Yourself)” de Radiohead.

Fresca en su concepto, Mártires no deja de ser un ejercicio en nihilismo que definitivamente no es apto para el público general. Pero si es interesante para los adeptos al género del terror, en el sentido de encontrar temas frescos sobre la mesa, simplemente algo nuevo que no había sido intentado antes.

3.5 / 5

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: