Me Estás Matando Susana

19 Sep

me-estas-matando-susana-1

Ah, el amor. Gael García Bernal, en su papel más fresco, más enternecedor que pueda yo recordar, y si me apuran, creo que el único en que me ha caído bien, interpreta en carne viva lo que muchos hombres sabemos…que el enamorarte perdidamente de una mujer puede ser el mismísimo infierno sobre la tierra. Aquel amor profundo y verdadero que uno puede sentir por una cara bonita, una actitud, una cierta manera en desde cómo te habla hasta como te mira de reojo, una manera de caminar, de ponerse los zapatos, de suspirar, y también, claro está (y como lo asevera Eligio, el personaje de Gael), unas buenas nalgas (no unas cualquiera, las de tu mujer), te pueden inspirar a embarcarte en una secuencia de decisiones pendejas que pueden llevarte a la auto-destrucción.

Es un filme dirigido por Roberto Sneider, un excelente director que no se cual sea su verdadero sustento en la vida, pero se da el lujo de dirigir un largometraje algo así como cada ocho años. Dedicado a las adaptaciones, en este caso la novela Ciudades Perdidas de José Agustín, libro de 1982, después de haber tenido un moderado éxito con la crítica en otras adaptaciones, Dos Crímenes de Ibargüengoitia y Arráncame La Vida de Mastretta, en este caso Sneider hace un buen trabajo por medio de un manejo de cámaras soberbio, un ritmo movido sin ser frenético, y generalmente un estilo desenfadado que le viene muy bien al género cómico.

Echegui y García Bernal. Susana y Eligio

Echegui y García Bernal. Susana y Eligio

Gaél es el típico yuppie mexicano; vale madres, machista, semi-educado, pedote (claro). Tiene un lado artístico ya que es un actor de media monta, y realiza algunos comerciales y novelas para seguir practicando su pasión por el teatro. Vive en una colonia bohemia de la Ciudad de México con la dichosa Susana en cuestión (Verónica Echegui), que es su guapa esposa, de origen español. Casi es una costumbre de Eligio la de manejar por las noches medio borracho, volándose cual alto se le antoje, entrar sigilosamente al departamento, desvestirse cuidadosamente para no despertar a Susana, utilizar buena técnica para posar las llaves silenciosamente sobre la cómoda (cada quién tiene su estilo), para después asomarse de un lado de la cama para constatar que está dormida (no lo está), y finalmente hace un bailecito patético a su lado del colchón y acostarse…al día siguiente, Susana ha dejado el apartamento, paradero desconocido.

He leído reseñas diciendo que Susana lo deja “inexplicablemente”…pero nooooo mis amigos. Sneider, en alrededor de 20 segundos, explica EXACTAMENTE porque lo está dejando…porque está hasta la madre de este bohemio hipstersín tan falto de ambiciones, pero repleto de egoísmo y cotidianeidad (algo, que muchos sabrán, le caga a las mujeres). Con un simple manejo de cámaras, de timing, Sneider nos resume (sin albur) en 20 segundos lo que ha llevado a Susana a aborrecer a este intento de esposo. Sneider es eficiente, nos ahorra meses, quizás años, de una desilusión marital que no merece aparecer en una comedia.

Una escena desconcertante es ver a Eligio exitándose por ver a Susana con otro, WTF con eso.

Una escena desconcertante es ver a Eligio exitándose por ver a Susana con otro, WTF con eso.

A partir de ahí viene lo gracioso (para el público, pero una verdadera pesadilla para Eligio). Pues después de conferir con sus queridos amigos a las afueras de una taquería (su punto de reunión), Eligio decide ir tras Susana, quién resulta estar en el nada apetecible estado norteamericano de Idaho, estudiando un curso de literatura. Eligio pide prestados $50,000 pesos para ir tras su esposa (quién ya tiene nuevo amante en la universidad, un poeta polaco bohemio), y será el primero de varios sacrificios que tendrá que cometer al luchar por una esposa que se muestra en el mejor de los casos, indiferente a la situación.

El guion es gracioso en resaltar sin pretensiones algunos comentarios sociales, que también aderezan un poco el humor de la película, como el pedote que le hacen unos agentes TSA norteamericanos a Eligio en el aeropuerto de Idaho por ser mexicano, agentes que se creen unos verdaderos cancerberos de las puertas al mismísimo paraíso, escena siguiente Eligio va admirando un paisaje bastante pinche de unas granjas en Idaho; nuevamente es Sneider, junto con su director de foto Antonio Calvache, el que marca una buena pauta para que se desarrolle la comedia a través de una breve selección de escenas y de cortes en la edición.

Eligio se reencuentra con Susana, mantienen una breve luna de miel 2.0 en ese campus de aquel colegio en Idaho antes de que caigan en las mismas costumbres de antes, principalmente Eligio saliéndose a beber con “sus amigotes”, en este caso un conjunto de sudamericanos y gringos a quién el carismático Eligio los atrae fácilmente para que le sigan la juerga. Cierta noche, regresando al dormitorio estudiantil, Eligio hace el acostumbrado bailecito antes de irse a la cama…a la siguiente mañana Susana ya no está nuevamente, ha continuado con la fuga.

Entre los nuevos amigos de Eligio está una dulce güerita llamada Irene (Ashley Hinshaw), quién muy a su manera le trata de comunicar a Eligio su interés romántico, pero él está muy ocupado con los juegos de tortura sentimental con Susana. Cabe mencionar que un punto flaco de la película es Verónica Echégui contra García Bernal en las escenas que comparten juntos, mientras Gaél acapara cada segundo de la pantalla donde aparece, Echégui tiene la presencia de engrudo hasta en sus escenas más dramáticas…no es una Cameron Diaz en Something About Mary, por ejemplo, lo que uno comprende en un segundo porqué trae a varios varones locos por ella, en el caso de Echégui uno piensa para que molestarse siquiera…si está buenona, pero eso no basta.

Es una buena comedia que se disfruta particularmente en la sala de cine, donde se puede aprovechar la oportunidad de recoger diferente reacciones de parte del público acompañante, lo que siempre resulta más gracioso, el contagio de humor propiciado por carcajadas ajenas.

4 / 5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: