Tag Archives: cine británico

Trainspotting

29 Mar

Choose life.
Choose a job.
Choose a career.
Choose a family,

Choose a fucking big television.
Choose washing machine, cars,
Compact disc players, and electrical tin openers.
Choose good health, low colesterol.

El miedo a vivir una vida, a ser parte de la red capitalista global, era una paranoia constante en los últimos años del siglo XX; Trainspotting va de la mano con otras obras cumbres anti-capitalistas de la década, como Ok Computer de Radiohead, y el libro No Logo de Naomi Klein. Marc Renton (Ewan McGregor), un pálido junkie, empieza repitiendo el mantra sobre “escoger” con cinismo y repudio para el resto de nosotros que se puede decir tenemos una vida “normal”, el escoge la adicción a la heroína mejor, Renton es el narrador y nos platica los sucesos de su vida, y en unas tomas particularmente interesantes por parte del director Danny Boyle, nos ve directamente a través del espejo, nos ve a nosotros viéndolo a él, y nos comunica con la mirada que está consciente que su vida es una mierda. Él sabe que hay del otro lado del espejo, una vida normal, y quiere poder escaparse hacia acá. Se la pasa inyectándose con sus mejores amigos, Spud (Ewen Bremner) y Sick Boy (Jonny Lee Miller), y en general haciendo travesuras con el resto del grupo, que incluye al deportista Tommy (Kevin McKidd) y al sicópata Begbie (Robert Carlyle). Cuenta con unos padres demasiado amorosos, que son demasiado complacientes con su adicción, aunque se preocupan demasiado, no hay disciplina para controlar al muchacho. Renton establece un tipo de relación con la menor de edad Diane (Kelly Macdonald), y entre alucinaciones y horribles rondas del síndrome de la abstinencia, “Rent-Boy” celebra sin remordimientos el nihilismo de su existencia.

“Rent Boy” viéndonos por el espejo

El estilo de Boyle, dinámico y acelerado, es lo que convierte a Trainspotting más en una comedia que en un drama depresivo à la Requiem For A Dream; una edición vibrante, colores brillantes y un soundtrack anclado en el britpop de la época (Blur, Pulp y Elastica) y en mucho Iggy Pop (irónicamente “Lust For Life” suena constantemente en la vida de estos ociosos), fueron lo que confundió a muchas personas en pensar que la película celebra el consumo de la heroína, siendo que los horrores de la adicción aparecen en la forma de una dependencia debilitante que deja a los personajes expuestos a violencia, SIDA, visiones de bebés diabólicos, y aventuras por el llamado “peor escusado de Escocia”; el magnetismo de Ewan McGregor, su facilidad con la palabra para narrar, y su fortuna para salir relativamente sano y salvo de estas aventuras infernales, hacen que el público empiece a simpatizar con este “anti-héroe”. Su personaje viaja en círculos, sanándose y recayendo en la adicción, hasta que finalmente decide empezar una vida nueva en Londres, como agente de bienes raíces…y todo es miel sobre aburridas hojuelas hasta que Sick Boy (y su hábito de pasársela recitando todo tipo de trivia sobre Sean Connery) y el volátil de Begbie, deciden visitarlo y presentarle una oportunidad para hacer mucho dinero moviendo un gran paquete de heroína, sabiendo que cuenta con algunos bien ganados ahorros debido a su trabajo.

Después de su último roce con el peligro, Renton decide, una vez más, empezar desde cero y ser “una buena persona”…pero ya sabemos su tendencia para andar en círculos, y su complicado romance con la adicción, así que nos deja dudando cuanto dudará su nueva etapa sobria (y habrá que checarlo en la recientemente estrenada T2)…Trainspotting es más cómica de lo que debería de ser, hay que admitirlo, y entre tanta desgracia, permite que una calidez fraternal entre amigos se quiera asomar. Es contradictoria y emocionante, a 20 años de su estreno se siente fresca, al mismo tiempo que un documento de la época de mediados de los 90’s.

Aquí la icónica primera escena:

4.2 / 5

Advertisements

Under The Skin

11 Oct

under the skin 2

La mujer, el personaje de Scarlett Johansson, está parada a la orilla de la fría y nublada playa escocesa en su abrigo de piel, sus jeans ajustados y sus tacones; está viendo una escena confusa, que nosotros podríamos llamar como una verdadera tragedia, pero que ella no entiende…primero se empezó a ahogar el perro en las violentas olas de un mar que podemos imaginar está helado, asustado por la marea que cada vez se lo lleva más adentro, no deja de ladrar y sale corriendo por el la dueña, una madre joven, que corre con la misma suerte que el perro hasta que va el esposo por ella, el hombre se empieza a ahogar también y corre a su rescate un surfista…eran las únicas personas en la playa, más el personaje de Johansson, que solo se limita a presenciar los sucesos…tampoco siente remordimiento por el infante que se queda llorando en tierra firme.

Ella no siente nada, porque se supone que es un extra-terrestre enviada a la tierra con una misión: el de cazar, o cosechar, hombres para utilizar su carne como algún tipo de recurso para esta raza alienígena. La mujer es atractiva, sale a cazar hombres en una van blanca, analizando a sus posibles presas todo el día, a veces hace un acercamiento, a veces solo les da un raite y sigue buscando, a veces decide si llevarlos a su “casa”…un lugar abandonado donde los hombres, en unas escenas bastante elegantes, son atrapados y su carne “procesada”. Pero si todo esto te suena a un filme de sci-fi entre el gore y la comedia, por favor te pido que no te apresures a llegar a una conclusión y la veas por ti mism@..y que tomes en consideración que este trabajo fue escrito y dirigido por Jonathan Glazer, el director de algunos exquisitos videos musicales como “Street Spirit (Fade Out)” de Radiohead, “Virtual Insanity” de Jamiroquai y “The Universal” de Blur. El talento detrás de la cámara de Glazer está por toda esta película…los paisajes verdes de Escocia y las calles de Glasgow son al mismo tiempo bellas pero desoladas. Under The Skin está basada en el libro del mismo nombre de Michel Faber del 2000, pero muy ligeramente y no es un referente para ir y contestar las preguntas que te quedaron sobre la película…al igual que otros grandes cineastas, Glazer solo utiliza el concepto del libro como la semilla para su propia obra y se va por un camino muy distinto.

under the skin 1Johansson es simplemente perfecta en este papel; una mujer que tiene cautivada a la mayoría de los hombres, o sea la actriz, sin tener que revelar demasiado sobre ella misma; nada de sex tapes, ni realities, ni de compartir su vida privada; uno siempre tiene más ganas de Scarlett Johansson y quizás ese es parte de su talento…con sus últimos papeles como la Viuda Negra en Avengers: Age Of Ultron y la voz de un sistema operativo en Her, ahora es realmente una viuda negra misteriosa que acecha a los hombres…que finge sonreir y ser amable cuando les empieza a hacer plática, pero que en medio segundo regresa a su rostro frío e inexpresivo cuando nadie la está viendo, el mismo que tenía cuando veía a una familia entera, con todo y perro, ahogándose en una playa. Johansson se ha creado un aire de misterio para si misma, deliberadamente o no, no sé, la verdad…pero es perfecto para el personaje de una alienígena seductora, que al principio ve a sus presas masculinas como pedazos de carne…y que conforme va conociendo más de nuestro mundo, va empatizando con las personas y empieza a sentir remordimiento por las vidas que roba…la imagen del ojo humano es un símbolo recurrente, Glazer lo utiliza desde el principio del filme, que es como una secuencia tipo génesis donde presenciamos de una manera abstracta la creación del disfraz humano, y lo primero en crearse es el ojo…las ventanas al alma, como decía Shakespeare.

El personaje de Johansson es supervisado por otro alien disfrazado de humano que se traslada en una motocicleta…él la mantiene subordinada y corrige uno que otro error o escena del crimen para ella…es un buen sistema de apoyo de los aliens teniendo a uno siempre repasando los pasos de la otra, para no dejar cabos sueltos. Al principio de la trama, este motociclista recoge de entre la maleza al costado de una carretera el cuerpo de una mujer, muy similar en apariencia y vestimenta al personaje de Johansson…quien más tarde, en un cuarto completamente blanco y estéril (podemos suponer en el interior de alguna nave espacial, o donde hagan sus cosas los aliens), Johansson le quita la ropa para ponérsela ella misma…la mujer recuperada queda en el piso y no está muerta, pues desprende una lágrima…Under The Skin puede tener muchas interpretaciones y creo que con esa escena Glazer nos dice que es un ciclo, que la mujer que el motociclista fue a recuperar fue la antecesora de Johansson, que al igual, también se sentirá atraída por la raza humana y tratará de ser “humana”, lo que a final de cuentas será su acabose, pues el motociclista para eso está…para que no se pasen de la raya y se apeguen únicamente a la misión.

La apariencia medio genérica de la cazadora...seguro como los aliens pensaban iba a maximizar su número de prezas

La apariencia medio genérica de la cazadora…seguro como los aliens pensaban iba a maximizar su número de presas

El personaje de Johansson también tiene su propio deseo de libertad, abandona la van en la campiña escocesa y escapa…el remordimiento por sus actos y su deseo de sentir lo que sienten los humanos la inspiran a abandonar su misión…pero pronto se da cuenta que no sabe que hacer ni para donde ir…ha visto a los humanos en la calle, pero que hacen cuando no los ve, o sea, que es “vivir una vida”?. Conoce lo bueno y lo malo de la humanidad, trata de comer pastel que es algo que ve que los humanos disfrutan pero no puede…conoce a un buen hombre, él la lleva a ver los castillos de Escocia y le cocina, le trata de hacer el amor pero ella no puede…no puede vivir los simples placeres humanos…así que acaba en un bosque, sola, donde duerme entre la naturaleza de la Tierra…antes de que conozca a hombres malos también, y así termina su ciclo…sin saber cómo se siente ser un ser humano.

El diálogo es muy escaso, solo sirve más de sonido que para avanzar la trama…y cuando hay diálogo es en un denso acento escocés que yo creo que hasta los ingleses les cuesta trabajo entender…esto resalta el ambiente confuso, casi alienígena, del mundo que deambula la cazadora. En cuanto a las diferentes interpretaciones, los hombres que caen en la trampa gracias a su deseo sexual será el argumento preferido de cualquier feminista “pues claro, ya ven, los cerdos son capaces de caminar solitos al matadero”…pero eso sería simplificar las cosas demasiado, si, hasta cierto punto sé que Bajo La Piel representa un poco el peligro mortal latente durante cualquier excursión sexual…pero subirte a la van, sin ventanas, de alguien, nunca es una buena idea, aunque vaya una mujer que se parece a Scarlett Johansson manejando…es más, especialmente es mala idea si va una mujer que se parece a Scarlett Johansson manejando…cabe mencionar que las conversaciones son auténticas y fueron grabadas a perfectos incautos por medio de cámaras escondidas, a quienes después se les pidió firmar clausulas y se les entrenó para otras escenas, etc, pero los primeros contactos son auténticos…si, yo he aceptado sexo de una mujer en un carro, pero (desgraciadamente) ni se parecía a Johansson, ni iba en una van…creo que parte de esta trama es enseñarnos, si nos ponemos más filosóficos, a que nuestro instinto de procrear es primordial y absolutamente se encuentra por encima de todo…porque al universo no le importa que te sientas auto-superado y realizado como individuo, sino que perpetúes la especie.

De las mejores películas que he visto en los últimos años, Under The Skin se queda contigo días después…tanto por su cinematografía (Daniel Landin con Glazer), como por los conceptos que maneja y sus interpretaciones, hasta por el audio, el ruido del agua en esos preciosos cuartos completamente blancos (vida/creación) o completamente negros (muerte)…me emociona el anticipar el próximo trabajo de Glazer, nada más que ojalá que haga largometrajes más seguido.

4.8 / 5

Philomena

28 Dec

philomena

La frase ‘Basada en hechos reales’ puede agregarle importancia a la trama de una película como en el caso de Philomena, cuyo conflicto principal surge de la adopción forzada que algunos conventos irlandeses imponían sobre sus súbditas a finales de los cincuenta, para eventualmente vender los bebés a padres adoptivos americanos por una jugosa ganancia.

Dirigida por Stephen Frears, la película menciona miles de casos en los que madre e hijo pasan una vida tratando de reencontrarse pero se centra en Philomena Lee (Judi Dench) y su hijo perdido, que le fue arrebatado por las malvadas monjas de su convento cuando era joven por, según ellas, “la penitencia de la carne” y la jugosa ganancia, claro.

Con la ayuda de un prominente político británico venido a menos que decide regresar al periodismo, Martin Sixmith (el productor y escritor del guión, Steve Coogan), Philomena emprende la odisea de averiguar el destino de su hijo, Anthony, cincuenta años después,, a pesar de la absoluta negligencia de las malvadísimas monjas.

La averiguación lleva a Philomena y a Martin a viajes inesperados y los coloca en una montaña rusa de emociones, pues algunos aspectos de la vida de Anthony pueden ser demasiado sorpresivos para su madre.

Coogan y Jeff Pope escribieron un magnífico guión que desarrolla las personalidades de Martin: objetivo, prácticoy realista; y Philomena: creyente pero vívida, fuerte y sensible al mismo tiempo; sin tener que llevarnos a enormes paréntesis para ver que sucedió en los años de la carrera política de Martin o los tiempos de enfermera de Phil para entenderlos completamente. philomena 2

Pero las palmas y flores van para la primera actriz Judi Dench con la formidable interpretación de su personaje. Lo mismo puede ser encantadora y deprimente en una escena, por ejemplo, cuando se emociona por la ofrenda de frutas y waffles en un buffet para enseguida desplomarse: “solo quiero saber si alguna vez ha pensado en mi” (en referencia a su hijo perdido Anthony). Coogan no se queda atrás y su química de pareja dispareja con Dench podría ser el tercer estelar de la película; una relación de soporte y entendimiento pero sin ponerse muy melosos.

Podemos esperar que Philomena cause algo de ruido para las nominaciones a los premios de la Academia a finales de enero, especialmente en cuanto a guión y a mejor actriz.

Para la revista Indie Rocks!

4 / 5

%d bloggers like this: